En el marco de la investigación la “ruta del dinero K”, Suiza envió un informe al juez argentino Sebastián Casanello, apuntando que el país fue parte de la ruta usada para canalizar fondos ilegales por parte de Lázaro Báez -empresario aliado de los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández- y personas de su entorno.

Casanello ordenó 27 declaraciones indagatorias a Báez y sus cuatro hijos, según La Nación.

En tanto, Infobae publica que entre los datos más significativos del informe está el detalle de transacciones realizadas por dos sociedades relacionadas a la familia Báez y su entorno (Marketing & Logistic Management SA y SGI Argentina SA) a través de los bancos J. Safra y PKB Privatbank SA.

En los movimientos de estas sociedades aparecen nombres como el de Daniel Pérez Gadín, contador de Báez, y dos de los administradores de la financiera La Rosadita –por la que los Kirchner enfrentan procesos–.

De acuerdo con Clarín, la cifra que figura en la documentación es de aproximadamente $ 20 millones. (I)

139
operaciones

Ese fue el número de transacciones en las que manejaron unos 20 millones de dólares.