Guillermo Lasso, candidato a la Presidencia de la República por la alianza CREO-SUMA, inició ayer sus actividades en compañía de su esposa, María de Lourdes Alcívar. A diferencia de otros días en que se había unido al presidenciable a media mañana, en el Día de la Mujer estuvo con él desde las 07:00.

A bordo del ‘lassomóvil’, una furgoneta forrada con propaganda de la candidatura, la pareja llegó primero a radio Águila, en el sur de Guayaquil, donde citó algunas propuestas de campaña; luego se dirigió a radio Rumba, donde Alcívar también participó de la entrevista.

Allí ella reveló que el candidato, al llegar a casa, después de un día de campaña, solo busca descansar, luego de “darle cuentas” de cómo le fue, cuando no lo ha acompañado.

El que Lasso y su esposa estén siempre juntos no es cuestión de estrategia de campaña, explicó el presidenciable. Más bien que es un aspecto cotidiano, que ahora se hizo público.

Publicidad

Al Café de Tere (en el norte) fueron a desayunar con un grupo de mujeres líderes de sectores populares. Ahí el candidato indicó que el rol de María de Lourdes será el mismo: el de acompañarlo. “Mi esposa será lo que el Ecuador no ha tenido en estos últimos diez años, la presencia de la mujer al lado del presidente de la República, como para recordarle a diario el respeto que hay que tener por la mujer ecuatoriana...”.

Sin embargo, reveló que “será decisión de ella, como siempre ha sido toda la vida”, su participación en el programa de lucha contra el consumo de droga, “prevenir el consumo de droga en la niñez y la juventud ecuatoriana...”.

Lasso sostuvo que en su eventual gobierno será un desafío lograr la igualdad de género y citó como ejemplo el hecho de que el desempleo en Ecuador es mayor en las mujeres que en los hombres, así como la diferencia en cuanto al ingreso económico en las mismas responsabilidades profesionales.

“Hay una larga lista de desafíos por cumplir para lograr esa igualdad...”, sostuvo Lasso.

A las 11:30, el candidato participó en una caminata en el sector del Guasmo sur, acompañado de una multitud. Por cumplir con una entrevista radial, en el norte, no asistió a una concentración cerca del parque Stella Maris. En la tarde, en medio de un aguacero, recorrió el suburbio de la ciudad, hasta llegar a una tarima, en la zona de Puerto Lisa (I)