Unas 20 hectáreas de cultivos de zanahoria, cebolla y papas resultaron afectados en Mocha por una inundación registrada esta semana.

El agua cubrió sectores como La Estación y varias familias perdieron sus enseres. Cuyes, conejos y aves que se criaban para consumo y venta también se perdieron por el lodazal que se formó por las lluvias.

Versiones preliminares indican que unas 1.500 unidades de estas especies habrían perecido por el temporal.

El Comité de Operaciones Emergentes (COE) cantonal de Mocha decidió en la noche del jueves declarar la emergencia debido a las afectaciones que dejó la lluvia del miércoles pasado.

Wulzon Carranza, alcalde de Mocha, consideró que esa declaratoria permitirá tener una mejor respuesta para afrontar la situación.

Añadió que inicialmente se cuenta con $ 12.000 para atender la emergencia que se centrará en el arreglo de la vialidad, alcantarillado, así como ayuda a las familias perjudicadas con las viviendas dañadas y la adquisición de una motobomba para sacar las aguas acumuladas por las lluvias.

Tres familias se encuentran al momento en casas acogientes debido a que perdieron bienes con la inundación.

Carranza aclaró que se pedirá la colaboración del Gobierno provincial de Tungurahua con la entrega de ármicos para sustituir en sectores donde las alcantarillas son muy reducidas para el paso del agua.

José Espín, jefe de Planificación y encargado de la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio de Mocha, explicó que por la topografía del cantón, así como por la falta de un buen sistema de alcantarillado pluvial, las aguas lluvias se acumularon en las partes media. El barrio La Estación en el sector de la Panamericana fue uno de los más golpeados. (I)