Cuando faltaban apenas 10 minutos para que el recinto electoral en Madrid cerrara sus puertas, las dos hileras de votantes que rodeaban el local superaban el millar de personas. La cónsul Lorena Escudero reconoció que quienes arribaron pasadas las 16:00 no alcanzaron a sufragar en la capital española. Fuentes oficiales estiman que en torno a dos mil inmigrantes no consiguieron ejercer su derecho.

A lo largo de la jornada, más de 25.000 ciudadanos ingresaron a La Nave, local que albergó las 124 juntas electorales para 62.783 votantes (en España, el número asciende a 168.435). En torno a 22.000 sufragaron. Los tres mil restantes no constaban como empadronados.

Al grito de “queremos votar” cientos de personas se arremolinaron a las puertas del recinto en Madrid.

“La gran cantidad de votantes en Madrid determina y, ya se ha visto en varias ocasiones, que no puedan votar todos”, señala Escudero. En este sentido reconoce la necesidad de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) se “replantee las condiciones técnicas para la organización de un proceso tan complejo como es el de Madrid, duplique sus esfuerzos y cambie la Ley si es necesario”.

Publicidad

En Barcelona también unas 800 personas no pudieron sufragar en el polideportivo La Marbella de Barcelona, en un proceso electoral que tuvo dos caras: en la mañana hubo poca afluencia de público, mientras que en la tarde los votantes acudieron de forma masiva.

El cierre de las puertas sorprendió a muchos, como a Osvaldo Ramos, un migrante que dijo que había llegado al recinto electoral a las 16:30, y se encontró con la novedad de que ya no permitían el acceso.

Lo mismo le ocurrió a Aracely Martínez, una ecuatoriana oriunda de Milagro que trabajó hasta las 16:00 y cuando arribó a La Marbella, otros compatriotas ya le informaron que el recinto estaba cerrado.

La situación provocó malestar entre los afectados, que durante 30 minutos estuvieron en la puerta del polideportivo de La Marbella exigiendo que se abriera el recinto, por lo que el cónsul de Ecuador en Barcelona, Richard Olivo, explicó la situación a quienes protestaban y pidió que se retiraran.

En España se instalaron 350 mesas electorales para los 168.435 votantes. Sufragó el 40%, según datos de la Embajada ecuatoriana en España.

En Milán, Italia, hubo protestas de ecuatorianos que también se quedaron sin sufragar, según videos que se difundieron en internet.

En zonas de EE.UU. como Nueva York o en Charlotte, Carolina del Norte, la jornada se cumplió sin novedad, indicó el ecuatoriano Galo Baird. “Aspiro a que quienes salgan triunfantes en estos comicios lleguen con ideas positivas por el bien de nuestro país y para aquellos que vivimos en el exterior”, dijo Édgar Zavala, oriundo de Jipijapa (Manabí). (I)