A mediados de este mes, se iniciará la excavación y construcción del túnel -en el extremo norte de la ciudad- por el cual circulará el Metro de Quito, que tendrá 15 estaciones.

Para la excavación y construcción del subterráneo se usarán tres tuneladoras: La Guaragua, Luz de América y Carolina, que removerán un total de 19.2 kilómetros en 22 meses.

La Guaragua será la primera tuneladora a utilizar en la excavación y, además, su revestimiento incluye dovelas o piezas de hormigón con lo que se recubrirá el túnel. Luz de América iniciará el trabajo en marzo; en tanto que las partes y piezas de Carolina estaban previstas su llegada al país a finales del mes pasado. 

Según el Municipio de Quito, en la actualidad se trabaja en 24 puntos de construcción en el sur, norte y centro de la ciudad, y se prevé que se invierta en el 2017 unos $ 660 millones en la obra.

Publicidad

Se estima que tiene un avance del 12%, pero el Cabildo aspira que en este año su ritmo de crecimiento se acelere.

El Metro de Quito integrará a Quitumbre (al sur) y El Labrador (al norte) en 34 minutos, con 18 trenes de 6 vagones que transportarán hasta 400 mil personas en un día. 

El plazo de construcción de las obras es de 36 meses, informó Mauricio Ánderson, gerente de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito, en una sesión del Concejo Metropolitano del pasado 19 de enero. El valor total del contrato es de $ 1.538.032.556,50.

Jorge Albán, concejal de Alianza País (AP), mencionó que el monto se refiere a la construcción de las estaciones más el túnel, a cargo de Acciona-Odebrecht, y un valor adicional se usará para la adquisición de los trenes, avances ya hechos, imprevistos, con lo que el costo total llega a $ 2 mil millones.

Este diario solicitó información sobre la construcción de la obra a la empresa Metro, que respondió que el presupuesto establecido para la construcción es de $ 2.009 millones.

La edil Ivone Von Lippke (ex SUMA-VIVE), en una entrevista televisiva, estimó el valor total en unos $ 2.400 millones, e insistió en que no les han entregado la información completa del proyecto. Mencionó, por ejemplo, que no les han facilitado los precios unitarios para obtener los costos directos e indirectos.

Publicidad

La empresa Metro precisó que ningún concejal que haya pedido información se ha quedado sin recibir dicho pedido.

Un escollo a superar será la inminente salida de la constructora brasileña Odebrecht del consorcio que integra con la española Acciona, y con ello el financiamiento del Banco de Brasil de $250 millones. Ese pedido fue presentado en septiembre de 2016 y requiere el aval de organismos internacionales que financian el proyecto.

La construcción de la obra no se verá afectada con la salida de Odebrecht del consorcio con la española Acciona, aclaró la empresa Metro.

"Seguimos a la espera de que los organismos multilaterales entreguen la no objeción (aprobación) para que las acciones de la empresa brasileña pasen a Acciona", agregó. (I)