La fuerte lluvia que cayó la noche de este viernes también ocasionó estragos en Durán. Las calles céntricas de este cantón quedaron bajo el agua.

Una especie de piscina se formó en el punto donde se realizan trabajos de cambio de tuberías y reconstrucción, sobre la calle Sibambe.

Algunas personas con escobas intentaban sacar el agua que ingresó a sus casas. En tanto, buses y vehículos livianos circulaban a paso lento para no quedar averiados en el sector del casco comercial.

Mientras que habitantes de la ciudadela Abel Gilbert 3 estaban sorprendidos por la inundación que se registró a causa de la lluvia.

La dos calles principales en donde está el malecón de este sector quedaron bajo agua. En ese punto propietarios de tiendas y viviendas también se vieron obligados a retirar el agua que de a poco empezaba a ingresar. (I)