La Secretaria de Gestión de Riesgos, Susana Dueñas, decidió el cambio de alerta de naranja a amarilla en la zona de influencia del volcán Tungurahua, según se detalla en un boletín emitido por el organismo público.

Ahí se informó que la resolución para retornar a la alerta amarilla se basa en el informe especial del Instituto Geofísico (IG) del 9 de octubre, en el cual se detalla que "se considera que la actividad interna está en un nivel moderado con una tendencia descendente".

"En base a los recientes cambios observados en la actividad sísmica del volcán, se estima que una reactivación del Tungurahua en un plazo corto a mediano (de días a semanas) es posible y se consideran los mismos escenarios eruptivos potenciales", aclara el informe especial del IG, encargado de monitorear la actividad de la montaña.

También se detalla que los dos escenarios posibles son una reactivación rápida, de estilo vulcaniano, con una gran columna eruptiva y flujos piroclásticos; y una reactivación paulatina, de estilo estromboliano, con explosiones moderadas y caídas de ceniza principalmente. (I)