Publicidad

Yahoo!, ¿víctima de la ciberguerra fría?

El ciberataque sufrido por Yahoo!, que afectó a 500 millones de cuentas, constituye uno de los más grandes robos de datos individuales de la historia.

El ciberataque sufrido por Yahoo!, que afectó a 500 millones de cuentas, constituye uno de los más grandes robos de datos individuales de la historia.AFP Foto: redaccion

El pirateo masivo de las cuentas de Yahoo!, que estima haber sido atacada por un Estado, podría ser un nuevo ejemplo de la “ciberguerra fría” de algunos países como Rusia o China, pero nunca se podrá probar nada, según expertos.

Imposible en efecto identificar con certeza a los autores del pirateo inédito de 500 millones de cuentas. Algunos expertos sospechan que Rusia esté implicada, otros se inclinan más bien por el crimen organizado.

“Es siempre difícil atribuir la autoría de un ciberataque. Hasta ahora ningún Estado reivindicó un ataque de ese tipo. Pero en el caso de Yahoo!, la importancia del ataque indica que necesitó muchos recursos, medios técnicos y coordinación: emana obligatoriamente de un Estado“, zanja Julien Nocetti, investigador del Instituto Francés de Relaciones Internacionales (IFRI).

 

Publicidad

 

 

 

“En un contexto de tensiones entre Rusia y Estados Unidos sobre Siria, podemos formular la hipótesis de una voluntad rusa de ensayar la capacidad estadounidense en materia de ciberdefensa“, estima.

“No creo que Yahoo! haya atribuido el ataque a un Estado sin tener algunos elementos concretos“, sugiere Shashank Joshi, investigador del Royal United Services Institute de Londres.

Para Nocetti, “estos ciberataques recuerdan la guerra fría, cuando los bombarderos sobrevolaban los países amenazando con largar bombas.” “Muestra que tenemos la capacidad de amenazar otro Estado. Los rusos y los chinos se sitúan en una relación de fuerza, una visión militarizada de las relaciones internacionales. Es una manera para ellos de mostrar su poder“, dice.

Publicidad

En este contexto, Yahoo! es un buen objetivo. “Son datos de un valor increíble, que todo servicio secreto querría tener. Pero algunas presas, como Yahoo!, son tan grandes que un pirateo a gran escala tiene un valor aunque no haya un objetivo preciso“, añade Shashank Joshi.

“Yahoo! está cayendo pero es una empresa simbólica que fue pionera de la web“, agrega Nocetti. “Desde hace dos años hay ataques repetidos contra los grandes grupos de internet.”

 

‘¿A quién aprovecha el crimen?’

 

China, Rusia o Corea del Norte fueron acusadas en recientes casos de pirateo del grupo Sony, del canal francófono TV5, del Partido Demócrata estadounidense y de la Agencia Mundial Antidopaje. Pero todos los países buscan desarrollar esa capacidad, tanto Estados Unidos como otros, recuerdan los expertos.

Rusia fue acusada también de haber pirateado páginas internet del gobierno ucraniano, de haber lanzado ataques informáticos contra los países bálticos, de ayudar a los piratas informáticos sirios pro régimen o de ataques contra la Agencia Mundial Antidopaje.

Hillary Clinton acusó a China el año pasado del pirateo masivo de datos en Estados Unidos y un informe de la empresa estadounidense Mandiant en 2013 había acusado a China de haber robado enormes cantidades de datos de 141 organizaciones.

Seúl sospecha que Corea del Norte emplea 6.000 hackers entrenados desde la secundaria para atacar sus organizaciones, desde bancos a reactores nucleares, pero también al grupo Sony.

Pero en el caso de Yahoo!, otros expertos no creen para nada en que sea un ataque de un Estado.

“No importa quién puede piratear una base de datos de usuarios como la de Yahoo!, porque se trata de un servidor comercial clásico“, advierte Oleg Demidov, consultor del PIR-Center en Moscú.

“No se necesita ninguna capacidad particular. La idea que se desprende de este hecho es que la base de datos fue pirateada de a poco, que llevó tiempo, quizás años“, estima.

“Se sospecha generalmente de importantes actores de Estado, con Rusia y China como sospechosos principales (...). Puede ser también una falsa información difundida adrede“, observa François-Bernard Huyghe, investigador en el Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS).

“Se trata de un robo de datos, lo que ya le sucedió a Yahoo! en 2012. Los piratas pusieron entonces los datos en venta.”

 

 

 

Los mismo piensa Michael Bittan, de Deloitte. “Tendría más bien tendencia a mirar a quién aprovecha el crimen. Aquí no vemos claramente el interés que tendría un Estado en recuperar ese tipo de base de datos. Me inclinaría más por el crimen organizado.” (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?