El presidente del directorio del IESS, Richard Espinosa, justifica la deuda que contraerá la institución para financiar obras de hospitales.

P.¿Cuál es el objetivo de viajar a Europa?

R. Es importante destacar que por primera vez en la historia el IESS está invirtiendo recursos en infraestructura hospitalaria: $ 700 millones en año y medio. La idea es atender más rápido a afiliados, a jubilados y a la ciudadanía, en la parte médica, con infraestructura propia. Al no tener fines de lucro, ese margen de ganancia que tiene la empresa privada, nosotros lo ahorramos y nos sale más barato atender a la gente de manera directa... Al conseguir crédito podemos adelantar la infraestructura planificada para el 2019 y el 2021 para el 2016 y el 2017. Si el crédito no se obtiene no pasa nada, lo malo es que no podríamos ahorrar costos.

P. Hablamos de $ 80 millones de créditos ya obtenidos y otros $ 80 millones más. ¿Cómo se financiará el resto del costo de las obras?

Publicidad

R. El precio es de $ 460 millones. El dinero sí lo tenemos, no está en peligro la construcción, pero siempre dijimos que si esos recursos nos llegan con financiamiento, esto nos permite liberar los nuestros para destinarlos a otros proyectos. Las condiciones del crédito son de 4 o 5 años a una tasa del 6%. Si comparamos con las inversiones que colocamos, salimos ganando. Cualquier financista sabe que el mejor negocio del mundo es trabajar con dinero ajeno.

P. Si el Gobierno no hubiese quitado el 40% y si no se hubiese desconocido la deuda de salud, ¿el IESS no habría tenido que endeudarse?

R. El IESS en el 2006 tenía un portafolio de $ 2.800 millones y ahora tiene uno de $ 17.400 millones. Si la decisión hubiera sido no invertir, tendría ese dinero líquido para la infraestructura. Pero nuestra práctica es seguir invirtiendo, pues así se dinamiza la economía. Hay como $ 7.000 millones en hipotecarios, casi $ 3.000 millones en quirografarios y $ 1.000 millones en el sector productivo. Aparte tengo más de $ 7.000 millones en bonos del Estado que generan rentabilidad 25 veces superior a lo que antes generaba el dinero en el exterior.

P. Pero no hubiese necesitado endeudarse...

R. Supongamos que usted tuviera la razón. El 40% de recursos estaba destinado a pensiones, eso no podía ir a hospitales, igual no habría servido.

P. Los primeros $ 80 millones fueron a los hospitales de Guayaquil y Machala. ¿Adónde irán los otros?

R. También sería para equipamiento.

P. ¿Es legal que el IESS se endeude?

R. No tenemos restricción alguna para hacerlo. (I)