A días de que el pleno de la Asamblea aprobara en segundo y definitivo debate el proyecto de Ley de Incentivos Tributarios para Varios Sectores Productivos, la primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Rosana Alvarado, dijo esta mañana que las iniciativas dentro del proyecto son bien controladas, dan mayor liquidez y respiro al sector productivo.

En el texto original del proyecto enviado por el Ejecutivo con el carácter de económico urgente, y que fue aprobado el pasado viernes con 108 votos a favor y 9 abstenciones, se establecía la deducción de los pagos de seguros médicos o medicina prepagada en el Impuesto a la Renta (IR), beneficios para las micro y pequeñas empresas, entre otros puntos.

Lea también: Anticipo eleva hasta 46% el IR, según sector productivo

Alvarado indicó este martes que la devolución del anticipio del Impuesto a la Renta es un tema que se está discutiendo a nivel regional y que le ha añadido transparencia a las políticas tributarias.

Publicidad

"Se tiene que comprobar para que proceda esta devolución, una disminución significativa de los ingresos de la empresa, del sector en que la empresa está trabajando, hay sobre esto algunas consideraciones técnicas para evitar que esto dé paso a una evasión tributaria", señaló.

En entrevista con el noticiero de Ecuavisa, Alvarado habló del incentivo en cuanto a salud. Dijo que había una deducción del Impuesto a la Renta para las micro y pequeñas empresas que afilien a la totalidad de sus trabajadores a un sistema de medicina prepagada o a un seguro privado de salud, que es del 100%. Para las medianas y grandes empresas, la deducción es del 50%, agregó.

También se estableció que la seguridad social o el sistema público de salud puedan realizar la cobertura de la deducción de aquello que la empresa de medicina prepagada o el seguro privado no cubran al paciente. Esto ahora va a poder ser cubierto, sea por la seguridad social o por el sistema público de salud", refirió.

Lea también: Economistas hacen propuesta sobre Ley Orgánica de Incentivos Tributarios

En el caso del Impuesto a la Salida de Divisas, hay dos puntos específicos: primero, la exoneración del tributo a las importaciones de bienes de capital y bienes con fines productos; y segundo, cuando se trate de recursos que hayan salido del país y para los cuales ya se pagó el impuesto a la salida de divisas, dijo.

La asambleísta señaló que esos capitales pueden retornar a Ecuador, destinarse para fines productivos, mantenerse en el país por dos años y luego, en caso de que tuvieran que volver a salir, si la decisión del empresario, del dueño de ese capital es de que vuelvan a salir, que ya no se paguen nuevamente el impuesto a la salida de divisas". (I)