El ausentismo en la votación de los ecuatorianos en el exterior ha superado el 50% en los seis procesos electorales en los que estos participaron.

El voto del migrante se hizo efectivo desde el 2006, en la elección de presidente y vicepresidente; luego se aplicó en el 2007, para la Constituyente; en el 2008, en el referéndum de la Constitución; en el 2009, en las elecciones generales; en el 2011, en el referéndum, y en el 2013, en los comicios presidenciales.

Hace dos semanas, el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Pozo, dijo que hasta junio había 378.433 personas habilitadas para sufragar en el exterior.

Pozo recordó que los migrantes podrán inscribirse o actualizar su domicilio hasta el 31 de agosto próximo.

Publicidad

Magdala Villacís, vicepresidenta del organismo, explicó que la ausencia de los migrantes se da por tres motivos.

El principal es la movilidad, ya que la mayoría de ecuatorianos reside lejos de un consulado donde se da el sufragio.

El segundo es lo que calificó como “desarraigo” de su país.

Y por último, menciona que existe una carencia de “facilidades” para los migrantes, como el voto online, el anticipado, y el sufragio por correo electrónico que hay en otros países.

Publicidad

Lamentó que ninguna de estas opciones se pueda aplicar aún en Ecuador, ya que el Código de la Democracia indica que solo se sufragará en el día y en las horas que indique el organismo electoral.

Villacís contó que el CNE incluyó en su proyecto de reformas electorales el voto anticipado. Pero el debate en la Asamblea no se realizó.

Para Dora Aguirre (AP), asambleísta de la circunscripción Europa, Asia y Oceanía, que el voto sea facultativo es una de las razones por las que en los procesos electorales no se alcanza más del 50% de participación. Pero lo importante, resalta ella, es que los migrantes cumplan su derecho.

En ese punto también coincidió Ximena Peña (AP), asambleísta de la circunscripción Estados Unidos-Canadá. Ella sugirió que debería haber esfuerzos “más agresivos” para crear más recintos electorales.

Publicidad

“No es posible que Nueva York, el estado con mayor número de votantes, tenga solo uno. Esa es la petición que se ha hecho al CNE”, dijo.

Para William Murillo, exsecretario del Migrante y vocero del Acuerdo Nacional por la Transparencia Electoral, este ausentismo da paso a que surjan irregularidades; por ejemplo, “un padrón que no está bien depurado”.

Murillo denunció, a finales de junio, que 5.683 ciudadanos que constan en el padrón oficial de migrantes habrían votado en las últimas elecciones seccionales, cuando ellos solo lo hacen para dignidades nacionales. La Fiscalía investiga el caso.

Criticó que los seis asambleístas del exterior no hayan propuesto facilidades para que los migrantes ejerzan el voto en los próximos comicios.

Y se mostró preocupado por el anuncio del presidente Rafael Correa de suprimir algunos consulados y embajadas. “Eso significa que tendremos menos lugares para empadronarnos y ejecutar el voto. Vean la interferencia del poder Ejecutivo en el Electoral”, indicó. (I)