“Toda la Argentina está pendiente de lo que va a pasar en este juicio. Esto es muy importante para saber cuáles son las otras personas involucradas”, señaló Gladys Stefany, mamá de María José Coni, asesinada en febrero junto a Marina Menegazzo, en Montañita, provincia de Santa Elena.

Ayer, a las 09:00, comenzó la audiencia de juzgamiento contra Segundo P. y Eduardo D., sospechosos del asesinato de las mendocinas en calidad de autor y coautor, respectivamente.

La diligencia se desarrolla en la Corte de Justicia, ubicada en el cantón Salinas.

Stefany no llegó sola, lo hizo vestida de blanco, junto con sus abogados y con Paula Menegazzo, hermana de Marina, quien aseguró que el juicio es una lucha “no solo por María José y Marina, sino por todas las chicas”.

“Lo que pasó fue por dos motivos, uno es porque toda la sociedad como nosotros no denuncia lo que ve, nos quedamos callados, la segunda es que cuando pasa esto, la justicia por allí se demora bastante”, agregó Menegazzo.

Ya en la sala, la primera en intervenir fue la fiscal María Dolores Coloma, y después lo hicieron los abogados de las familias de las víctimas. Enseguida rindieron sus declaraciones el agente de Policía que hizo el levantamiento del cadáver y otro que llevó a Segundo P. hasta la Fiscalía de Manglaralto.

A las 11:00 se suspendió la audiencia y se reinstaló pasadas las 14:00. Se prevé que el juicio se extienda lo que resta de la semana; 50 testigos han sido llamados a dar sus versiones. (I)