La concesionaria Interagua anunció este martes la reanudación paulatina del servicio de agua potable en la ciudad, luego de que el derrame de 42 galones de combustible en el río Daule obligó a detener el proceso de agua cruda para potabilización y derivó en un corte general.

El anuncio del corte ocurrió a las 14:30 y en un comunicado Interagua señaló: "A las 21:00 se inició la captación y producción del agua potable en la planta La Toma". En ese lapso, reportes ciudadanos indicaron que no había agua potable en sectores del norte y sur de Guayaquil, como Alborada, Orquídeas, Vergeles, Sauces, Ceibos, Urdesa, Floresta, Suburbio, Bastión Popular, entre otros.

En redes sociales, los usuarios advertían de que en ciertos casos el agua llegaba con alguna coloración o sucia.

Al respecto, la vocera de Interagua Ilfn Florsheim explicó en su cuenta de Twitter: "Se ha iniciado la producción de agua, paulatinamente se irá restableciendo el servicio. Pedimos restringir el consumo para facilitar el rápido llenado de reservorios y acueductos y que de esta forma todos tengamos agua rápidamente".

Publicidad

Y agradeció a instituciones como Petroecuador, Alcaldía y Prefectura del Guayas, porque consideró que "su trabajo permitió superar rápidamente la crisis".

Se ha iniciado la producción de agua, paulatinamente se irá restableciendo el servicio. Pedimos restringir el consumo para facilitar el 1/3

 

Para facilitar el rápido llenado de reservorios y acueductos y que de esta forma todos tengamos agua rápidamente 2/3

El hecho también afectó a las operaciones de Amagua, que provee el servicio a La Puntilla (Samborondón) y La Aurora (Daule), según se indicó en un comunicado.

pic.twitter.com/gfmZg8LDlR

La Dirección municipal de Ambiente indicó en un comunicado que la empresa Balsasud, (que tiene sus instalaciones en las orillas del río Daule y que en su sitio web indica que se dedica a "industrializar la madera de balsa"), registró el "derrame de un búnker y condensados de sus procesos". Sus instalaciones fueron clausuradas.

Publicidad

El Municipio de Guayaquil comunica a la ciudadanía a través de la Dirección de Ambiente. pic.twitter.com/pLCyfE3MKI

Mientras, el alcalde de Guayaquil Jaime Nebot había dicho en un pronunciamiento oficial: "El gran derrame de combustible producido en el río Daule es un delito ambiental. El responsable debe ser identificado con urgencia, debe ir a la cárcel".

FRENTE A LA PRESENCIA DE UNA MANCHA DE COMBUSTIBLE EN EL RÍO DAULE pic.twitter.com/HDVftCJmCH

Pascual del Cioppo      , directivo de Balsasud, reconoció a EL UNIVERSO que en los canales internos de la fábrica hubo una fuga de 42 galones de combustible y señaló que el percance fue controlado en 30 minutos. Estimó que la descarga fue mínima para afectar gravemente el río Daule.

En un comunicado, Petroecuador señaló que sus técnicos fueron al sitio del percance y que utilizaban absorbentes para diezmar la contaminación. (I)