La policía de esta localidad, presentó este lunes las evidencias decomisadas en varios operativos antinarcóticos. Uno de ellos realizado el pasado 20 de abril en el barrio Isidro Ayora, del cantón Macará, donde se encontró más de 1.160 kilogramos de cocaína en un domicilio.

El comandante de la policía, Enrique Espinosa de los Monteros, indicó que la sustancia sujeta a fiscalización fue hallada dentro de unos cartones, en una bodega.

La droga estaba envuelta en 100 paquetes tipo ladrillo, embalados con cinta de color café. Los paquetes encontrados tenían la marca BMW, recubiertos con dos capas de latex, tres capas plásticas transparentes y dos capas de cinta de embalaje.

Además, se detuvo a dos personas R. B. Q. A., de 55 años de edad, y R. J. Q.C., de 22 años.

De acuerdo a la autoridad, la sustancia presuntamente proviene del norte de Perú, ingresa a Macará por vías clandestinas del cordón fronterizo, la acopian para trasladarla posteriormente a la provincia de Guayas y tratar de enviarla a través del Puerto marítimo.

La autoridad policial señaló que con esta captura se ha evitado que salga al mercado más de un millón de dosis. (I)