Santo Domingo-Jipijapa-Cuenca

Debido a las afectaciones causadas por las lluvias en algunas zonas del país, en varias localidades se toman medidas para evitar mayores daños.

A una hora y media de Santo Domingo, en la parroquia Santa María del Toachi, que colinda con Los Ríos, se ubica el recinto Bimbe del Toachi, donde viven 18 familias dedicadas a la agricultura y ganadería.

Desde que empezó la época invernal, según Miguel Plaza, presidente parroquial, los moradores vieron crecer de forma considerable el río Toachi Grande, de 40 m de ancho.

Publicidad

La semana anterior, el agua subió cerca de 40 cm en la calle principal y las 18 casas de la zona se anegaron. Los moradores perdieron enseres y animales de corral, por lo que pidieron ayuda en la Prefectura.

Andrea Maldonado, viceprefecta, dijo que técnicos fueron al sitio para verificar el comportamiento del río. “Hemos hecho una declaratoria de reubicación porque se encuentra en una zona de riesgo”.

Añadió que la Prefectura colocó una alcantarilla de mayor diámetro para que el río pueda desfogar, causando un menor impacto en el poblado, pero que es una solución temporal.

Walter Molina, geólogo de la Prefectura, detalló que un estudio determinó que el río Toachi Grande, hace varios años, tenía su cauce donde ahora están las casas, por ello busca su anterior camino.

Publicidad

En tanto, los recintos Miss Baque y El Limón, en Jipijapa, Manabí, están incomunicados tras las lluvias presentadas la tarde y noche del pasado domingo, que causaron el desbordamiento del río Miss Baque y varios deslaves.

Edilma Indacochea, presidenta de la junta parroquial de El Anegado, a la que pertenecen ambos recintos, dijo que ocho familias están en riesgo ante derrumbes. Y que incluso hay cuatro cortes en la carretera que une a estas poblaciones con la vía principal, en la ruta Jipijapa-Paján.

La casa de Aracely Morán es una de las que están en riesgo en la comuna El Limón. La lluvia carcomió parte del cerro donde habita. “Cedió unos 4 metros la tierra y mi casa ya está a 5 m de que caiga al abismo”.

Indacochea explicó que la semana pasada, doce familias resultaron afectadas por deslaves de otro cerro en las comunidades de Santa Lucía, Las Mercedes y Las Margaritas, incluso tuvieron que evacuar a más de 30 personas por seguridad.

Publicidad

Mientras, en el barrio La Merced, de la parroquia Llacao, en el norte de Cuenca, el mal manejo de las aguas residuales provocó que tierra se disperse y arrase unos 5 metros cúbicos de lodo y tierra, lo que afectó a dos casas del sector, según Geovanni Iñamagua, director de la Secretaría Municipal de Riesgos.

En la zona se realizaron zanjas para drenar el agua que se quedó sin cauce. Esto garantizaría la estabilidad del terreno, según el técnico.

Además, unas 110 familias del sector Las Cañitas, parroquia Febres Cordero, en Babahoyo, Los Ríos, ayer en la mañana fueron afectadas por el desbordamiento del río Chilintomo, debido a ello este cantón fue declarado en emergencia. (I)

2
recintos en Manabí están incomunicados por las lluvias recientes.