(Actualizado a las 18:55 del lunes 14 de marzo)

El juez penal de Guayaquil Galo Ramos Viteri negó, por improcedente, la apelación que planteó la Fiscalía para evitar la devolución de $ 56,4 millones en favor de la empresa Fondo Global de Construcción S.A.

La Fiscalía acusó a los accionistas y representantes de esta empresa por un supuesto lavado de activos. Los acusados eran Álvaro Pulido Vargas, Luis Zúñiga Burneo, Amir Nassar Tayupe y Luis Sánchez Yánez.

El hermano de este último, Jaime Francisco, fue guardaespaldas del presidente Rafael Correa; también fue asesor del Ministerio del Interior entre octubre del 2012 y marzo del 2014.

Publicidad

El argumento de la Fiscalía era que Fondo Global recibió $ 159,9 millones de Elm Import (de Venezuela) a través del sistema Sucre, pero la ecuatoriana solo envió mercadería por $ 3,1 millones.

Era por este proceso que los $ 56,4 millones de Fondo Global fueron congelados en una cuenta del Banco Central del Ecuador. Sin embargo, una decisión judicial consideró en enero pasado que no había indicios suficientes para llamar a juicio a los acusados.

La Fiscalía apeló esta resolución, pero el 11 de febrero los tres jueces de la Sala Penal de la Corte Provincial del Guayas negaron este recurso. De esta manera, los acusados fueron sobreseídos y los fondos, liberados.

No obstante, la Fiscalía había abierto otra indagación previa el año pasado en contra de 16 proveedoras de Fondo Global. Según el fiscal provincial del Guayas, Paúl Ponce, lo facturado por estas compañías no cuadra con la cantidad exportada por Fondo Global a Venezuela.

Antes de que los $56,4 millones fueran liberados, la Fiscalía pidió que se los retenga dentro de este nuevo proceso.

El abogado de Fondo Global, Jorge Zavala Egas, indicó que el juez Ramos Viteri accedió a retener nuevamente los fondos pero que luego revocó su decisión argumentado que, en el primer proceso, el dinero ya había sido liberado.

Publicidad

Por esta decisión, el Consejo de la Judicatura abrió una investigación administrativa en contra del juez.

De otra parte, dos directivos del extinto Banco Territorial, que cerró en el 2013 por supuestas irregularidades en el manejo de fondos provenientes del sistema Sucre, fueron llamados a juicio el miércoles pasado, en un nuevo proceso de peculado. Se los acusa de desviar $ 90.300.

Entre los vinculados está el principal accionista del banco, Pietro Zunino Anda.

Otro proceso por peculado contra los directivos del Territorial se encuentra en la Corte Nacional de Justicia. (I)