La operación de los radares militares aéreos para la protección de la frontera norte se prevé que arranque en agosto próximo, informó ayer el ministro de Defensa, Fernando Cordero.

Han transcurrido ocho años, luego del ataque a Angostura, en la Amazonía, sin que Ecuador cuente con estos aparatos.

Pero ya “se están instalando y en agosto estarán funcionando”, aseguró Cordero, en declaraciones a la prensa.

En abril del año anterior, el funcionario contó a este Diario que se adquirieron cuatro radares con un préstamo del Deutsche Bank (banco alemán), a un plazo de entrega de 18 meses.

Cordero participó ayer de la ceremonia militar por los 21 años de la gesta del Cenepa, que se realizó en la Tribuna del Sur, en la capital, acto en el cual el comandante del Ejército, Carlos Obando, realzó el acuerdo de paz que se alcanzó con el Perú.

“Estamos obligados a ser auténticos, frontales, leales y amantes de la paz. Además debemos ser inclaudicables defensores de la soberanía”, dijo Obando.

José Ignacio Fiallo, uno de los oficiales que estuvieron en el combate, en el que perdió una de sus extremidades, es hoy coronel del Ejército y cuenta que esta experiencia la vivió “en cumplimiento del deber” y por la que se siente satisfecho. “Hoy disfrutamos de la paz”. (I)