La Universidad Central del Ecuador decidió no renovar los contratos de al menos 350 de sus empleados administrativos, debido a problemas en su presupuesto que depende del Gobierno.

El 4 de enero pasado, el departamento de Talento Humano comunicó mediante la circular 0003 DTH, publicada en la página web de la entidad, que quedaba “terminantemente prohibida la renovación de contratos de servicios ocasionales en el nivel administrativo, debido a las limitaciones económicas, establecidas en el presupuesto general para el 2016”.

En la comunicación también se asegura que los servidores cuyo contrato concluyó el 31 de diciembre pasado “no deberán continuar laborando”.

La noticia tomó por sorpresa a los administrativos entre los cuales se encuentran secretarias, asistentes de laboratorio, asistentes financieros, entre otros, reportó Lady Romo, una de las perjudicadas.

Publicidad

Según Romo, ellos llegaron este lunes por la mañana y laboraron normalmente, y recién por la tarde hubo la noticia de esta acción de las autoridades de la universidad. Por eso, Romo asegura que ellos se consideran que hubo un despido y no finalización de contrato, pues al haber iniciado el año laborando se daba por sentada la renovación del mismo.

Ayer los afectados se reunieron con el rector de dicha universidad. Según Romo les ofreció hablar con Finanzas y buscar una forma para recontratar a los empleados. (I)

Situación
Universidad

Menos dinero para nómina
Según declaraciones del rector Fernando Sempértegui dadas a los medios, el presupuesto del 2016 para personal se ha reducido en comparación con el 2015 de $ 94 millones a $ 87 millones.

Trámites pendientes
Lady Romo, a quien no se le renovó el contrato, comenta que se han dejado trámites pendientes.