Un aumento de $ 1,19 por kilovatio hora a un 12% del total de usuarios industriales; y de $ 1,6 por kilovatio hora a un 4% del total de los comerciales se aplicará a partir de los consumos de este mes como medida de reducción de subsidios, detalló ayer en un boletín la Agencia de Regulación y Control de la Electricidad (Arconel).

La resolución se tomó el 31 de diciembre pasado; la entidad resaltó que la medida es solo para los clientes que utilicen mediana y alta tensión; no hay variación para los residenciales.

Roberto Villacreses, director de estudios y proyectos de la Cámara de Comercio de Guayaquil, explicó que la cantidad aprobada por la Arconel se agregará a la tarifa que cancelaban estas empresas.

Publicidad

Por ejemplo: si una fábrica pagaba antes 7 centavos por kilovatio hora, ahora tendrá que pagar $ 1,19 más, explica.

Francisco Alarcón, presidente de la Cámara de Industrias, resaltó que al aumentar el costo en la energía eléctrica en fábricas o comercios se está encareciendo la producción.

“Todo tiene afectación directo al costo de los productos y sí afectan a las familias, todo se encarece”, afirmó.

Publicidad

Mientras, Renato Carló, presidente de la Cámara de la Pequeña Industria, comentó que al momento no tienen claro cómo se aplicarán las tarifas, pero creen que las grandes fábricas y comercios serán los afectados directamente.

El empresario explicó que los clientes de mediana tensión son aquellos que sobrepasan un consumo de 13.800 vatios por mes, como establecimientos de venta de consumo masivo de alimentos o ropa, entre otras.

Publicidad

Y que los de alta tensión son las grandes fábricas que pasan los 69 mil vatios por mes, como las industrias de producción de acero o aluminio. (I)