Rogelio Villacrés, de 76 años, murió ayer a las 02:00 en una clínica de Guayaquil, 16 horas después de las muertes de su esposa Teresa Baquerizo, de 75; de su hija Miriam Villacrés Baquerizo, de 48, y de Fátima Mite Rodríguez, de 62, cuñada de la septuagenaria.

Todos fueron víctimas del accidente de tránsito ocurrido a las 10:00 del pasado sábado en la vía Guayaquil-Santa Elena, cerca de la comuna Zapotal.

Dos vehículos, un Nissan X-Trail gris, de placa PVI-740, y un Mitsubishi Montero verde, de placa GHK-370, chocaron cuando el primero, según las investigaciones preliminares, habría invadido carril contrario.

En el Mitsubishi viajaba Villacrés y sus allegados. Se dirigían hacia la provincia de Santa Elena para visitar a una hermana de su conviviente que está asilada en un hospital por una grave enfermedad.

Publicidad

Emilio Ortiz, yerno del septuagenario, contó que Luis Baquerizo, esposo de Fátima Mite y conductor del vehículo, recogió a la familia a las 08:45, en la ciudadela Las Orquídeas, en el norte de la urbe, y emprendieron el viaje.

Algo más de una hora después, dijo Ortiz, la familia fue comunicada del accidente. Enseguida acudieron al sitio de la tragedia y confirmaron la magnitud de la misma.

Un menor de 10 años, nieto de Rogelio y Teresa, y Luis Baquerizo permanecen asilados en una casa de salud; este último con custodia policial.

Del vehículo Nissan X-Trail solo falleció un menor de aproximadamente 12 años y cuya identidad se desconoce. Los tres acompañantes del adolescente, entre ellos el conductor, resultaron heridos, pero al igual que el cuerpo del ahora occiso, algunos de ellos fueron llevados a una casa de salud de Quito.

Publicidad

El coronel Luis Lalama, de la Comisión de Tránsito del Ecuador, indicó que las investigaciones determinarán en qué circunstancias el chofer del Nissan invadió carril contrario.

A las 10:00 de ayer estaba prevista la realización de una audiencia de formulación de cargos, pero hasta el cierre de esta edición no se conocían los resultados. (I)