Por ser una medida tomada allá en Estados Unidos pareciera que Ecuador no sufre consecuencias, pero sí que hay de qué preocuparse.

Luego de que la Reserva Federal de ese país (FED, como se conoce en inglés) anunciara este miércoles una subida de la tasa de interés de hasta 0,5% anual -la primera desde junio del 2006-, en gran parte de los países en desarrollo existe preocupación por el posible impacto de la medida en sus economías. 

Y ya se observan los primeros efectos a horas del anuncio. El precio del barril de petróleo cayó hoy más de 3 % como consecuencia de la subida de las tasas de interés. 

"Cuando el dólar se aprecia, el precio (del barril) cae; cuando la tasa de interés sube, el petróleo cae", declara a EL UNIVERSO Fausto Ortiz, exministro de Finanzas.

Publicidad

Julio José Prado, presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE), analiza que la medida de la FED, además, puede significar una apreciación del dólar. 

"Cuando hay una subida de tasa de interés en EE.UU., van capitales hacia ese mercado y eso puede apreciar la moneda, quizás no mucho más de lo que estamos viendo ahora, pero no se va a repetir al menos la tendencia a una devaluación, que es lo que esperábamos que se dé, al menos en el corto plazo, y que nos hubiera ayudado por la situación económica que atraviesa el Ecuador".

Debido a la apreciación del dólar, en reiteradas ocasiones el presidente Rafael Correa se ha mostrado preocupado. Cuando el dólar se aprecia, una medida técnica que han tomado países con moneda propia es depreciarla, como lo ha hecho Colombia, Perú, Chile. "Aquí como no tenemos moneda nacional se nos aprecia la moneda fuertemente y eso tritura la economía".

Como hay mayor apreciación del dólar, según adelantan analistas, la economía nacional podrá verse más afectada si se lo compara a estándares actuales.

Publicidad

¿Qué pasará a mediano plazo?
Ortiz sugiere que el sector empresarial y la banca privada analicen mejor los endeudamientos o financiamientos internacionales. Sin embargo, Prado destaca las actuales necesidades de Ecuador en acceder a líneas de crédito por parte del Gobierno, del sector productivo y de la banca.

La medida de la FED, dice, lo que hace es encarecer un poco más el costo del dinero. "La consecuencia de esto es que cada vez que querramos traer un poco más de dinero del exterior, va a ser un poco más caro lo que tendremos que pagar, no demasiado porque todavía no ha subido la tasa de interés, es pequeña, pero a lo largo del próximo año va a seguir subiendo", relata.

En cambio, Fidel Márquez, analista económico y rector de la universidad Ecotec, no cree que eximirse de financiamiento exterior sea un riesgo, debido a que los estadounidenses "seguramente harán un crecimiento paulatino" de sus tasas de interés. "Conociendo lo conservadores que son los estadounidenses con las tasas de interés, no creo que lleguen ni al 1 % en un año", dice.

Lo que sí cree es que, por el riesgo país, va a ser necesario "ponerle una mayor tasa de interés también nosotros a nuestros papeles", lo que, a su criterio, bordería un 13 %.

Publicidad

"Si se confirma que se ve una tendencia a la caída al precio del crudo, se va a ubicar nuestra crisis de liquidez porque entrarían menos recursos por los ingresos del crudo. Pero si hay una recuperación, podríamos estar en proceso de recuperación en el segundo trimestre del 2016. Hasta ese tiempo todo nos afecta", sostiene Márquez.

¿Hay algo positivo?
Prado asegura que sí. Destaca que la medida de la FED "abre expectativas interesantes" de poder mantener el dinamismo del mercado exportador ecuatoriano hacia Estados Unidos. "El consumo va a seguir creciendo, el dinamismo de Estados Unidos es suficientemente bueno, porque si no fuera así, la FED no hubiera decidido subir la tasa de interés". (I)