Como una “enmienda pequeñísima” a la Constitución es como estimó Fernando Alvarado, secretario nacional de Comunicación, a que se considere e incluya en el artículo 384 de la actual Carta Magna a la Comunicación como un servicio público. Esta afirmación la hizo el funcionario dentro de un debate sobre los dos años de vigencia de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), organizado por radio Sonorama.

Alvarado defiende el cambio, que hace parte del paquete de enmiendas constitucionales que se tramita en la Asamblea, con el argumento de que “la comunicación y particularmente la información no es exclusivamente un negocio, es un derecho, un bien social y también un servicio público”, y que debe ser el Estado “el responsable de vigilar la adecuada prestación (...) y promover su calidad”.

Para Rafael Cuesta, vicepresidente de noticias de Canal UNO y parte del panel de debate, ese “pequeñísimo cambio” transforma toda la identidad de lo que es un derecho. “Decir que no es de interés público tal cosa o tal otra no es una decisión que la debe tomar la autoridad, es una decisión que la debe tomar el público”, explicó.

En lo referente a la LOC, Cuesta aseguró que las cosas han cambiado y que si bien es bueno que hoy exista más responsabilidad al momento de ejercer la actividad periodística, la parte que está mal es que se trabaja con miedo en los medios de comunicación. Él cree que en el futuro lejano la LOC será “sepultada”.

Por su parte, el secretario de Estado no encuentra razones para que exista miedo al momento de ejercer una actividad periodística profesional. Aunque sostiene que toda ley es perfectible, descarta la eliminación de la Ley de Comunicación pues, no “cree que las cosas buenas desaparezcan”. (I)