El Gobierno pagará las deudas de contratistas privados (constructores) que se encuentren respaldadas tanto con facturas como con planillas. Esto, en el caso de que decidan acogerse voluntariamente a la iniciativa de pago con Títulos del Banco Central (TBC) y cancelar así los valores que tengan pendientes con el Servicio de Rentas Internas (SRI).

Así lo indica el instructivo que se emitió el lunes pasado, por parte del Ministerio de Finanzas, según confirmaron fuentes de esta cartera de Estado.

El pago en base a las planillas aprobadas y no solo con facturas fue un pedido que se hizo por parte de varios constructores, pues en un principio se había indicado que se pagaría solamente en caso de que los constructores contaran con las facturas.

Constructores habían expresado que muchos no podrían beneficiarse de la iniciativa, pues pese a tener planillas aprobadas, no se autorizaba la facturación, por una serie de factores administrativos.

Publicidad

De acuerdo con el instructivo, los contratistas privados deberán cumplir algunos pasos como tener una reunión con autoridades de Finanzas, SRI y la entidad ejecutora, que es la que contrató la obra. Lo podrán hacer en oficinas destinadas a la ventanilla única en Quito, Guayaquil y Cuenca.

También deberán abrir una subcuenta en el Depósito Centralizado de Valores (DCV) del Banco Central, a través de la casa de valores. (ver gráfico)

Según Enrique Pita, presidente de la Federación de Cámaras de Constructores, no hay un estimado total de cuánto está debiendo el Gobierno, pero consideró que se trata de una oportunidad para los constructores y agregó que el proceso será ágil, pues podría demorar hasta 72 horas.

Pita también comentó que tal como se encuentran las Resoluciones de la Junta de la Política Monetaria Financiera y el instructivo, es posible que otros contratistas de diversos sectores también se beneficien.

Por su parte, Édison Tito, asesor de PlusValores, explicó que el papel de las casas de Valores es facilitar la apertura de subcuenta a los constructores. Aseguró que ese servicio no tiene costo. (I)