La transición en las empresas familiares, es decir, el paso de manos del fundador a una segunda, tercera o cuarta generación, resultó ser el principal problema de las empresas ecuatorianas, según expertos consultados en la primera Cumbre Internacional de Empresas Familiares en Ecuador, realizada ayer en Quito.

“En Ecuador, el 85% de las empresas son familiares y por eso necesitan una atención y capacitación especial, sobre todo porque la transición a la segunda generación es la más complicada”, dijo Jörg Zehnle, gerente de la Cámara de Industrias y Comercio Ecuatoriano-Alemana.

En Alemania, solo el 10% de las firmas familiares llegan a la cuarta generación, pero cerca del 90% del universo de empresas generan más del 70% de los puestos de trabajo y más del 60% de las ventas del país. “Es un factor importante y lo mismo está pasando en Ecuador”, dijo Zehnle.

Publicidad

Para Ramiro Pinto, expositor y gerente de Russell Bedfor Ecuador, es palpable el aporte de las empresas familiares en la generación de riqueza. Ejemplificó que por cada dólar de utilidad que recibe un negocio familiar el Estado percibe $4,88 en pago de impuestos como el IVA, a la Renta, salvaguardias, aranceles, 5% de salida de divisas, impuestos municipales y aporte a la Superintendencia de Compañías.

De ahí que la propuesta del Gobierno de modificar el impuesto a la herencia, retirada temporalmente de la Asamblea, no ayudaría a ese segmento, según Pinto.

En el 2014 ese tributo fue de $ 10 millones de un total de $ 13 mil millones recaudado. “Si ese monto es tan ínfimo (…), no debería discutirse si ponemos una tabla mayor o menor (...), sino si distribuimos o eliminamos el impuesto a la herencia”, dijo.

Publicidad

Al respecto, el empresario José Salinas reconoció que sí existe preocupación en una empresa cuando la economía es inestable, de crisis “y más aún cuando se trata de encontrar el cómo seguir operando, creciendo y manteniéndose en el tiempo, que es lo que da la sustentabilidad a la economía de cualquier país”.

Salinas acudió a la cumbre porque aún no encuentra la manera de pasar el interés del negocio a sus hijos, la segunda generación. La cita se repetirá mañana en Guayaquil y el jueves en Cuenca. (I)

Publicidad

5
Expositores presentaron problemática de empresas familiares.