El avión de AirAsia que se estrelló en el mar de Indonesia el domingo pasado no tenía licencia para volar ese día, según informó BBCMundo la tarde de ayer en su sitio web.

El portal agrega que la licencia que tenía el avión le permitía volar otros cuatro días de la semana.

Mientras, los equipos de búsqueda creen haber hallado la zona donde se encuentran los restos del aparato en el mar de Java y continúan recuperando cuerpos de las víctimas, treinta hasta el momento.

El coronel Yayan Sofyan, en declaraciones a la televisión Metro TV, dijo que un barco de la marina indonesia detectó la cola del avión utilizando un sonar de barrido lateral. El objeto está en el fondo del mar a una profundidad de 29 metros.

“Nos hemos centrado en un área donde siguen emergiendo restos (del Airbus 320-200 siniestrado)”, dijo el director de operaciones de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate de Indonesia, S. B. Supriyadi, según el diario local Kompas.

Las piezas se llevan a la base aérea de Iskandar, en el sur de Borneo, para que expertos de la unidad de investigación de víctimas de desastres se encarguen de su registro, clasificación, análisis y conservación.

Investigadores franceses y singapurenses se han unido a la localización del Airbus A320-200 que desapareció de las pantallas de los radares. (I)