¿Cómo toma que se desaloje a la Conaie de su sede?
La prepotencia y la ceguera han primado, no se trata simplemente de la ruptura unilateral de un convenio del comodato, porque el origen y el contexto en el que se suscribieron está relacionado con el proceso histórico y de lucha. Junto con la apertura de la democracia en la década de los ochenta, los pueblos indígenas reformularon sus propuestas de que aquí estamos sujetos colectivos de derechos que deben ser reconocidos por un estado excluyente y colonial.

¿Puede operar en otro sitio?
La Conaie no se limita a la sede, la expresión de su rol administrativo, político y de diálogo está en su sede en la capital. No es solo un edificio, es el territorio de los pueblos indígenas en la ciudad capital. No pueden decir se van del territorio, se van de su casa.

¿Qué le queda a la Conaie?
Son sueños de insensatos porque la lucha de los pueblos es histórica, se agotaran todos los trámites en el ámbito político, jurídico y en el campo internacional.

¿Cree que es una retaliación?
La disposición de desalojo está conectada al trámite de Ley de Tierras, donde se restringen derechos de los pueblos. Y lo que se intenta es sacar la piedra en el zapato, que han constituido el movimiento indígena, grupos sociales y de trabajadores, que están unidos. (I)