Publicidad

Nathalie Cely niega influencias en contratos con el Estado

“Nunca he negado mi relación con Stratega BDS, lo que sí he rechazado rotundamente es que en ningún caso he influenciado en los procesos de contratación en los que la firma ha participado", dijo la embajadora en Estados Unidos.

WASHINGTON. La embajadora Nathalie Cely fundó Stratega SDB en el 2003; en el 2006 cedió sus acciones a su mamá. Foto: redaccion

“Nunca he negado mi relación con Stratega BDS, lo que sí he rechazado rotundamente es que en ningún caso he influenciado en los procesos de contratación en los que la firma ha participado. De igual forma, jamás los he contratado, ni de manera directa ni indirecta, desde las instituciones que he liderado durante mi gestión pública (...)”, respondió ayer la embajadora de Ecuador en Estados Unidos, Nathalie Cely, a la nota publicada en el sitio Plan V sobre su relación con una empresa que supuestamente contrata con el gobierno actual.

Plan V publicó, a inicios de semana, un reportaje del Centro de Investigación Periodística de las Américas (CIJA, por sus siglas en inglés), en el que se señala la presunta vinculación de la funcionaria con Stratega BDS, empresa dedicada a prestar servicios de consultoría.

Según la publicación, Cely fundó la compañía con su esposo en el 2003, pero tres años después cedió sus acciones a su madre, Flor María Suárez.

La nota cita una investigación de la desaparecida revista Vanguardia que señalaba que Stratega BDS habría suscrito contratos con entidades ligadas al Ministerio de Coordinación de la Producción, que Cely encabezó entre el 2009 y el 2011.

Publicidad

“Muchos de estos contratos fueron realizados a través de contratación directa y sin proceso licitatorio”, dice Plan V.

Y reporta que, entre el 2007 y el 2011, Stratega BDS supuestamente facturó unos $ 696.000 anuales, con un “pico” de más de $ 1,2 millones cuando Cely era ministra de la Producción.

En una carta difundida ayer en Twitter, Cely dice: “Lo que olvida convenientemente mencionar (el autor de la nota) es que por el bajo monto de los mismos algunos de ellos se rigen bajo la modalidad de contratación directa prevista en la Ley y que siguen los mismos lineamientos de transparencia y publicación en los canales de compras públicas (...)”.

La embajadora aclaró que en el 2006, “cuando no avizoraba participar en mis actuales funciones”, ya tenía ingresos brutos anuales por $ 540.000.

En un boletín de prensa que también circuló ayer, Stratega BDS indicó que los ingresos brutos en el periodo 2007-2013 llegan a los $ 700.000.

11 años tiene la empresa creada por la embajadora Cely y su esposo. Se dedica a dar servicios de consultoría.

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?

Lo último

Muerte al ombligocentrismo

La desinformación y el exceso de opiniones tercas enrarecen el ánimo social.

Publicidad