El Gobierno aspira a concluir el proceso de negociación para un acuerdo de comercio con la Unión Europea (UE) antes de agosto, cuando los europeos entran a su periodo de vacaciones, presionado por la finalización, en diciembre, del SGP Plus, sistema que permite el ingreso de productos ecuatorianos con beneficios arancelarios a ese bloque de 28 países.

Sin embargo, una vez concluidas las tratativas, su aplicación no sería inmediata pues comenzaría un proceso de aprobación.

Miriam García-Ferrer, jefa de la sección comercial de la Unión Europea (UE) ante Colombia, explicó que desde que concluyó la negociación con la vecina nación y se suscribió el acuerdo en el 2010, hasta que entró en vigor, pasaron un poco más de tres años.

“Todo esto porque hay que hacer una serie de trámites como la revisión jurídica, la traducción, luego hay que hacer el mandato para permitir la firma, y hay que hacer la ratificación por los respectivos congresos, eso lleva su tiempo”, mencionó la diplomática.

Publicidad

Cristian Espinosa, exjefe del equipo negociador para un posible Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, explicó que el trámite usual es que los textos sean revisados para verificar que tengan consistencia legal. Agregó que se realiza un intercambio de aprobación entre las partes y los documentos se traducen.

Luego van a aprobación en el Consejo Europeo (que agrupa a los países de la UE) y al Parlamento Europeo (que comprueba el mandato otorgado a los negociadores), en tanto en Ecuador va al Comité de Comercio Exterior (Comex).

Con esas aprobaciones, indicó, se podría firmar el acuerdo formalmente. “Todo esto ha tomado probablemente unos dos o tres meses en el mejor de los casos, a veces puede tomar hasta un año este proceso...”.

A diferencia de Colombia, García-Ferrer consideró que en el caso de Ecuador podría ser más fácil y rápido, porque toda traducción del texto del acuerdo ya está hecha. “Realmente lo que está negociando Ecuador son las concesiones bilaterales y notas a pie de página que eso ya sería mucho más liviano, pero aun así no hay que excluir unos meses, o incluso más, un año más del proceso de ratificación para la entrada en vigor”, expresó.

Antes de que pasen a las ratificaciones de los organismos legislativos, en Ecuador la Asamblea y cada parlamento europeo, el texto podría entrar en vigencia de manera provisional, cree Espinosa.

Una delegación de Ecuador tenía prevista una reunión la semana pasada con el Servicio Jurídico de la Comisión Europea, para dialogar sobre el SGP Plus.

Si yo no tuviera esta espada de Damocles, que en diciembre se acaban las preferencias arancelarias y que ya ciertos competidores regionales firmaron este acuerdo (...), nunca hubiera empezado a negociar un acuerdo comercial con la Unión Europea”.Rafael Correa, presidente de la República