De 10:00 a 11:00 (hora Ecuador), el caricaturista Xavier Bonilla, más conocido como 'Bonil', respondió a preguntas de los lectores a través del sitio web del medio español El País, en el espacio Entrevistas digitales.

Bonilla fue el primer sancionado por la Ley de Medios de Ecuador y obligado a rectificar una viñeta que según el Gobierno no correspondía con la realidad. 

"Al mal humor no le tiene ningún miedo. De hecho, lo practica a diario... El verdadero humor es el antídoto del miedo, el antídoto del poder y la vanidad", repondió 'Bonil' a un usuario que le preguntó "¿Por qué crees que teniendo el gobierno de (Rafael) Correa el control de todos los poderes del estado tiene tanto miedo al humor?"

Otro usuario le pidió definir la frontera entre periodista y humorista gráfico, a lo que 'Bonil' respondió: "La caricatura periodística es un género que cabalga traviesamente entre el arte y el periodismo. Tiene mucho de ficción, de subjetividad, de arte, y a estos no se les puede pedir "verificación" o veracidad sino verosimilitud. Yo me considero una persona en búsqueda del humorismo como filosofía de vida, por eso trato temas que no necesariamente tienen que ver con la político o el periodismo".

Entre las respuestas de Bonilla, con su humor característico, él asegura que seguirá disfrutando de lo que hace. "No escogí el humor como un oficio sino como una manera de ver la vida. Ya está dentro de uno. Sin embargo, mientras tenga donde publicar entonces se podrá producir este fenómeno de la comunicación. Y si no puedo hacerlo, dibujaré en las paredes del baño. Claro que ahí será más difícil que me lean...", dijo. 

'Bonil', que realiza caricaturas desde hace 30 años, resalta en una de las respuestas que él "no hace política", que no hace oposición sino caricaturas.

Sobre la caricatura que ocasionó la sanción del Gobierno, uno de los usuarios le preguntó: "En realidad no rectifico la caricatura, más bien la reafirmo, ¿Teme una venganza del Ochoa y el gobierno?" El humor es el antídoto del miedo, respondió Bonilla, y continuó: Si viviese con miedo no podría hacer humor. En una sociedad democrática no debería haber espacio para la venganza, y mucho menos desde el poder. La mejor "venganza" de Ochoa se la hizo él mismo cuando magistral y autosuficiente nos dio una clase al decir: "todos los que somos periodistas sabemos que cuando se cita a una persona debe señalarse de manera TÁCITA fulano de tal dijo, y poner entre comillas lo que dice la persona". Luego de eso ¿qué puede temer uno...? 

Al final, Bonilla se despide: "Estimados amigos, les agradezco por su interés y en algunos casos complicidad. El humor es básicamente complicidad. Quedan varias preguntas sin responder como "¿Existe vida después de la muerte?" que no podré responder. Lo que sí sé es que existe amortiguamiento en los dedos después de tanto teclear. Me gustaría que visitaran mis blogs donde conservo dibujos de diversos temas www.humorbonil.blogspot.com y otro con dibujos de años anteriores www.bonilperiodismo.blogspot.com ¡Ahhh...y en el infaltable facebook! ¡Un gran abrazo lleno de tinta!"