Maquinaria de la dirección del ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) realiza la limpieza del material volcánico del Tungurahua que desde el pasado sábado mantiene cerrado el paso de la vía Los Pájaros (Tungurahua) con Penipe, Chimborazo.

Son alrededor de 200 personas de la comunidad de Cusúa, cantón Pelileo, ubicada en las faldas del volcán, las que se movilizan a pie por esta ruta. En la mañana la utilizan para ingresar a trabajar en labores agrícolas y en la noche retornan a las casas del reasentamiento en La Paz.

Una de las principales preocupaciones de los moradores de Cusúa es que se destruya el paso bailey, colocado en el 2008, debido al material acumulado en la parte alta, por lo cual consideran importante la limpieza.

Publicidad

Uno de los habitantes de Cusúa, Walter Vayas, señala que aquella es la única vía de evacuación en caso que se presente algún evento mayor en el proceso eruptivo del volcán, que lleva catorce años activo.

Por su parte Clara Chango, habitante de Bilbao, en el cantón Penipe, relata que suele caminar por esa vía hacia Baños, actividad que le toma 1 hora y media, ante la prohibición de que los vehículos circulen por la carretera, por el aumento de la actividad del volcán.

Chango añade además que el cierre de vías la perjudica considerablemente ya que no puede vender los choclos que produce.