En medio de un ambiente preelectoral, el presidente Rafael Correa realizó su último enlace sabatino del año en el sector de Monte Sinaí, en el noroeste de Guayaquil, desde donde anunció que el salario básico que regirá en el 2014 será de $ 340.

Esa fue la decisión que tomó el primer mandatario, el viernes pasado, luego de que empleadores y trabajadores no lograran un acuerdo tras varias reuniones en el Consejo Nacional de Salarios.

La remuneración actual es de $ 318. Los trabajadores propusieron un aumento de $ 33,70 (el 10,6%), mientras que los empleadores, $ 17,17 (el 5,4%).

La fórmula que aplicó el presidente Correa para resolver la falta de consenso fue sumar la inflación proyectada con un indicador de productividad, lo cual dio como resultado un alza de $ 22 (el 6,83%). Este monto es similar al aplicado en los años anteriores, de $ 20 como promedio.

Publicidad

“Hay que buscar el justo equilibrio”, dijo ayer el mandatario, al anunciar el incremento durante su enlace sabatino.

Además, informó que en 21 de las 22 comisiones salariales de distintas actividades productivas se definieron con pleno consenso las nuevas escalas para regir en el 2014. Solo en una tuvo que dirimir posiciones el Ejecutivo.

Explicó que en los siete años de su gobierno el salario real (el que se mide por la capacidad adquisitiva) ha aumentado en alrededor del 40%, “más que el promedio de América Latina” en un periodo mayor.

Según los datos del Gobierno, apenas el 17% de las personas empleadas recibe el salario básico. Con el ingreso familiar, desde el 2012 ya se cubre la canasta básica. El alza a los salarios básicos ha sido clave para una mejor redistribución de la riqueza, señaló Correa.

Durante el enlace sabatino, en el que se dio el anuncio del alza salarial, el presidente también cuestionó en reiteradas ocasiones al Municipio local por no haber considerado a Monte Sinaí como parte de Guayaquil.

Y aunque públicamente no se promocionó a candidatos oficialistas, entre el público se repartieron bolsos y camisetas con los nombres de postulantes de Alianza PAIS (AP) a distintas dignidades. Entre ellas Viviana Bonilla, quien aspira a llegar a la Alcaldía de Guayaquil, y Denisse Robles, a la de Milagro.

De hecho, ayer se pintaron en el sector varios murales con el nombre de Bonilla. Y se entregó a los asistentes volantes que anunciaban que 35 cooperativas de Monte Sinaí serán legalizadas, además de exponer las obras que ejecuta el régimen en el sitio.

104
Por ciento es la cobertura de la canasta básica familiar.