El tiempo y la fragilidad son temas recurrentes en la obra de Ricardo Coello Gilbert. Esto se observa en la muestra El peregrino de arena que el artista expondrá en la galería NoMínimo (km 6,5 vía Samborondón, Plaza Lagos Town Center, edificio Mirador, local 4), desde el martes 12 de noviembre.

Los trabajos son parte de una serie de donde se desprendió una obra presentada en una exposición colectiva, llamada Premios Batán.

Entre estos hay pinturas, dibujos y objetos hechos con madera, cartulina, cenizas y otros materiales. Uno, por ejemplo, está formado por dibujos hechos en hojas antiguas, de las cuales se desprende un hilo del filo con el que el artista hace un trazo. Estos dibujos están colocados arbitrariamente para formar un recorrido y establecer una narración.

Ricardo explica que existe una estructura laberíntica en la disposición de las obras, ya que le interesa que la sensibilidad del visitante sea afectada de forma específica. “Creo que los elementos toman cierto carácter mítico, de esa forma, puede parecer un ritual...”.

A pesar de esa preocupación por la parte formal de su trabajo, le interesa más la sensación que llevan las obras. En El peregrino de arena el artista espera acentuar lo que cree que el público sintió en su última exposición individual, llamada El tiempo en su voz. Añade: “El tema del tiempo está presente en todas las piezas (...). La arena (uno de los materiales usados, presente en el título) quizás alude al desgaste o a la fragilidad...”.

La exposición se inaugurará a las 19:00. Estará abierta hasta el 30 de este mes.