Lo dijo en un acto público, cuando se cumplía la segunda semana de protesta de pequeños campesinos y transportadores de carga y se anunciaba un cacerolazo en Bogotá y otras provincias. “El tal paro nacional agrario no existe...”. Luego el presidente colombiano Juan Manuel Santos debió recurrir a Twitter para explicar que no menospreciaba las “legítimas reclamaciones” y que más bien se refería a que solo eran medidas en algunos sectores.

La respuesta fue inmediata. “Paro sí hay”, decían algunos de los manifestantes que horas después salían a las calles, sonando ollas, en Tunja (Boyacá) y otras provincias fronterizas que inclusive afectaron a Ecuador. Días después Santos reconocía su error y pedía perdón por el ‘papayazo’ (expresión colombiana que se usa para describir un acto de ingenuidad).

Tras enfrentamientos entre policías y protestantes que dejaron muertos y que provocó la militarización de Bogotá, la ola de paro, a la que se sumaron mineros, camioneros, indígenas, maestros y otros sectores, se fue aplacando con varios acuerdos parciales.

Una de las propuestas del gobierno para dar fin a las movilizaciones fue el Pacto nacional agrario, que se plasmó la semana pasada con la firma de 5 decretos para el campo. Aunque las medidas no satisficieron a todos los agricultores, pues se mantiene el rechazo a los acuerdos TLC (Tratados de Libre Comercio) firmados con EE.UU. y la Unión Europea, porque –señalan– se han visto afectados por las importaciones que aumentaron con estos acuerdos.

Publicidad

El desatino de Santos, según analistas, al minimizar al inicio las protestas, las mayores en lo que va de su administración, repercutieron en su imagen y gestión, justo cuando falta casi mes y medio (noviembre es el plazo máximo para el anuncio de candidaturas) para que se decida si va o no por la reelección.

Un sondeo realizado por la firma Gallup del 27 de agosto al 2 de septiembre, en medio de bloqueos viales de pequeños agricultores, revela el descenso en su imagen: de 48% en junio al 21% en este mes. A la vez su impopularidad creció en el mismo lapso: de 44% al 72%.

La imagen negativa de Santos solo es superada por el 74% que tuvo en diciembre del 2001 el presidente Andrés Pastrana (1998-2002), según la serie histórica de la encuesta en la que se entrevistó a 1.200 personas en forma telefónica en cinco ciudades del país y con un margen de error de 3 puntos porcentuales.

La politóloga Manuela Sanín señala que estos niveles de impopularidad de Santos son históricos, por lo que considera que el único ‘as’ bajo la manga es que Santos logre un acuerdo de paz exitoso con las FARC, según informa diario El Pilón de Valledupar (localidad que sumó a las protestas).

El mandatario ha señalado en varias ocasiones que no le preocupan las encuestas. En una entrevista dada a Blu Radio, se refirió a que se las debe tomar como radiografías de un momento dado. “No ignoramos las encuestas pero no gobernamos en función de ellas”, según lo publica Semana en su web.

Las manifestaciones obligaron a Santos a realizar una reingeniería en su gabinete. Cambió a cinco ministros: de Agricultura, del Interior, Justicia, de Minas y Energía, y de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Con este grupo espera terminar su mandato en agosto próximo.

Publicidad

Los TLC han sido el tema más difícil de las negociaciones. Voceros señalaron que no hubo avances.

El mandatario defiende los TLC. “Pareciera que la culpa de todos nuestros problemas –y de la situación de nuestro campo– la tuviera la apertura comercial”, señala Santos.

La caída en la imagen del mandatario se da en momentos en que además intenta acelerar la negociación de paz que mantiene en Cuba con la guerrilla de las FARC, proceso con el que se busca terminar un conflicto interno de casi medio siglo. Aunque la mayoría de los colombianos apoya el proceso, dudan que el diálogo culmine con la firma de un acuerdo que silencie los fusiles.

Para el especialista en marketing político, Carlos Andrés Pérez, su recuperación dependerá de cómo maneje la situación en los próximos meses.“Debe salir a mostrar que está al frente del país y que las cosas van a mejorar”, dice, según lo publica El Universal en su página web.

19 de agosto
Se iniciaron las protestas campesinas en el país.

 

Gestión: Mediciones
Saldo negativo

En el sondeo de Gallup, Santos sale mal librado también en el manejo del desempleo, con el 74% de rechazo, del problema de la guerrilla (75% negativo), del narcotráfico (62% de reprobación), y de la educación (57% negativo).

Aprobación ciudadana
Una nueva encuesta difundida la semana pasada por el diario El Tiempo, de la empresa Centro Nacional de Consultoría, para el telenoticiero CM&am, señala que de agosto a septiembre la aprobación de Santos cayó 25 puntos y pasó de 59% a 35%.

Hoy convocamos a que transformemos la movilización rural con espacios estructurados desde la vereda y el municipio, para que cada comunidad rural se presente y participe...”.Juan Manuel Santos,