Ecuador destina $ 6.603,68 millones en subsidios al año, según la proforma presupuestaria del 2013. Los combustibles cuestan $ 4.539,64 millones, 68,74% de todos los subsidios.

Dentro de este segmento, el diésel ($ 1.934,9 millones), el gas nacional ($ 65,4 millones) e importado ($ 601,15 millones) y la gasolina ($ 1.757,55 millones) son los que mayor gasto representan.

El Gobierno anunció el sábado pasado la “eliminación de los subsidios de manera inteligente”, en referencia a los dos subvenciones más fuertes: gas y gasolina.

Publicidad

Fausto Ortiz, exministro de Finanzas de este Gobierno, dice que actualmente el subsidio a los combustibles es mayor que la recaudación generada en el Impuesto a la Renta y mucho más que el déficit fiscal ($ 2.500 millones). Y que eso habla de la necesidad urgente de revisar los subsidios.

El presidente sostuvo que el subsidio a la gasolina destinada a los vehículos privados beneficia a personas de mayores recursos. Por ejemplo, quien tiene un vehículo 4x4 de ocho cilindros recibe al año un subsidio de $ 1.000. Mientras quien no tiene carro y paga pasajes, recibe un subsidio de $ 60. Así informó que se está estudiando un sistema de cupos, que podría entrar en vigencia en el 2015, a fin de que cada ecuatoriano en su matrícula reciba una tarjeta magnética para comprar cierta cantidad de galones por año. Quienes consuman más de ese límite deberán pagar el precio internacional.

Para Ortiz, es importante reconocer que el subsidio beneficia a personas con mayores recursos y a quienes llevan en contrabando a países como Colombia, en donde el galón cuesta $ 6, y Perú (ahí vale $ 8).

Publicidad

El Gobierno también ha planteado eliminar el subsidio al gas, pero antes cambiará las cocinas de gas a cocinas mixtas (eléctricas y a gas). La idea, dijo Correa, es vender o regalar cocinas eléctricas. El precio actual del gas ($ 1,60) no cubre ni el precio de distribución, dijo.

Máximo Andrade, director de la Escuela de Economía y Finanzas de la Facultad de Economía de la Universidad Central, considera que el sistema de cupos de la gasolina sí es viable. Recuerda que hace tres años el tema fue presentado al régimen por una empresa argentina y la Facultad de Geología y Minas de la UC.

Publicidad

Andrade ve más difícil aplicar el tema de las cocinas eléctricas, pues para que funcione debe haber una tarifa eléctrica más barata y todos deben contar con ese tipo de electrodomésticos.

11 Por ciento

Del precio internacional es lo que pagan los ciudadanos por el gas. El Estado subsidia el 89% del costo.