La Contraloría General inició investigaciones a varios contratos celebrados entre entidades públicas y empresas de propiedad del ciudadano ecuatoriano-estadounidense Enrique Cadena Marín, o relacionadas con él, tras una denuncia de posible perjuicio al Estado en la venta de petróleo a China.

El martes pasado, mediante una comunicación oficial, el organismo de control informó sobre esa acción al asambleísta Cléver Jiménez (PK), quien presentó una denuncia, el 7 de mayo pasado, a fin de que se investiguen posibles perjuicios en torno a la intermediación de petróleo entregado por Petroecuador a la empresa Petrochina Internacional Americas, a través de traders como Taurus, presuntamente relacionada con Cadena.

La relación se hizo pública al revelarse documentación sobre millonarias transferencias que hacía Taurus a la empresa Naparina, presidida por Cadena.

Jiménez, además, había pedido iniciar auditorías a los contratos suscritos entre la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) con Broadnet S.A., así como a los contratos entre el Banco Central y el Consorcio Alternet Utiba.

Sobre estos contratos, la Contraloría General dispuso la realización de “verificaciones preliminares en las direcciones de Auditorías de Sectores Estratégicos y la de Producción, Ambiente y Finanzas”.

En cuanto a los contratos suscritos por el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y la empresa Denarii Systems LLC, la Dirección de Auditoría de Desarrollo Seccional y Seguridad Social se encuentra ejecutando un examen especial.

La Contraloría también solicitó al Instituto Nacional de Compras Públicas información sobre los contratos suscritos entre empresas relacionadas con Cadena e hijos.

En su informe final, el organismo confirmó que la venta de crudo de Petroecuador a la estatal Petrochina le ha significado al país una pérdida de $ 39,9 millones (en dos contratos), debido a la fijación de premios por debajo del mercado y de las tarifas fijadas por la propia empresa pública ecuatoriana. El examen analiza el periodo desde el 1 de enero del 2009 a noviembre del 2010.