Luego de una visita al Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Riobamba, el pasado miércoles, Alfonso Ortiz Cobos, director ejecutivo del Comité Ecuatoriano de Derechos Humanos, dijo que el alcalde de esta urbe, Juan Salazar, está recluido en “condiciones infrahumanas”.

Salazar está detenido desde el pasado 26 de abril, cuando la Corte de Justicia de esta provincia dictó prisión preventiva (90 días) para él y Mario Campos Bonilla, extesorero municipal. Ambos y otras 30 personas son investigadas por el desvío de $ 13,3 millones desde la cuenta del Municipio.

“Se debe tener consideración a la primera autoridad del cantón, no es justo que estén cinco detenidos en una celda de 5 m², durmiendo dos persona en cada cama y uno en el suelo (...) Este gobierno fue el creador de una constitución garantista, basada en derechos, qué pasó con esos derechos con respeto al debido proceso, con el respeto a la dignidad humana”, dijo Ortiz, quien pidió se investigue a autoridades del Banco Central.

Publicidad

En tanto, la sesión permanente declarada el pasado lunes por el Concejo Cantonal de Riobamba concluyó la noche del miércoles con la nominación de Mario Robalino como alcalde encargado, ante la ausencia de Salazar contra quien se realiza un proceso de remoción.

 

RIOBAMBA