Más allá de ser una gran fuente de potasio, minerales y vitaminas B6 y C, el pimiento rojo se destaca como un tesoro altamente beneficioso para la salud. Este fruto, conocido por su sabor intenso entre picante y dulce, se convierte en un indispensable en la dieta diaria de cualquier persona.

Sin embargo, sus bondades van más allá del sabor. El pimiento rojo se posiciona como un poderoso aliado para proteger nuestra vista y la presión arterial, dependiendo de como se consuma.

Cuatro frutas ricas en fibra que debes incluir en tu menú si quieres bajar de peso

¿Cómo mejorar la salud visual y la presión arterial con pimientos?

Comer pimientos, especialmente los rojos, es esencial para una buena visión y presión arterial. Foto: Pixabay

De acuerdo con Mejor con Salud, si bien el pimiento rojo puede consumirse de diversas formas, lo preferible es evitar cocinarlos hervidos, pues así sus “vitaminas hidrosolubles se disolverán y se perderá la mayoría de sus nutrientes”.

Publicidad

Otra opción es comerlos salteados, en guisos o asados para mantener un poco más sus vitaminas, minerales y propiedades; sin embargo, el calor de la cocción podría “degradar” sus beneficios.

Entonces, ¿cuál es la forma más eficiente para comer estos frutos? Su versión cruda, incluida preferiblemente con otros vegetales, ayuda a mantener intacto su valor nutricional. De esta manera, también se pueden aprovechar al 100% sus aportes a la salud visual y a la presión arterial.

La legumbre que previene el desgaste de la retina ocular si la comes cuatro veces por semana

  • Beneficios para la vista: Según Mejor con Salud, el pimiento es rico en zeaxantina, un carotonoide que dentro del organismo se convierte en vitamina A. Esta vitamina para los ojos funciona como un antioxidante que “protege contra la degeneración macular y previene enfermedades como las cataratas”.
  • Beneficios para la presión arterial: El alto contenido de agua y vitamina B6 en los pimientos rojos, funcionan como un diurético natural que aumenta la producción de orina y previene la retención de líquidos, un factor vital en el control de la hipertensión.

(I)

Te recomendamos estas noticias