La pérdida de cabello o alopecia puede ser temporal o permanente. La causa de este problema es multifactorial, por ende puede ocurrir por herencia, por cambios hormonales, como parte normal del envejecimiento e incluso por problemas con la glándula tiroidea.

MayoClinic señala que lo más recomendable es que antes de comenzar un tratamiento para la pérdida del cabello, la persona afectada consulte con su médico para determinar la causa real y las mejores opciones para su caso.

Cuál es la hormona que ayuda a bajar de peso y cómo activarla para adelgazar de manera natural

La alopecia androgénica puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres. Foto: Shutterstock

¿El cabello se puede caer por problemas con la glándula tiroidea?

La endocrinóloga Mary Vouyioklis Kellis explicó a la Clínica Cleveland que la caída del pelo sí puede estar relacionada a la disfunción tiroidea, que más allá de causar la pérdida de pelo, también puede hacer que este deje de crecer por completo. La buena noticia es que no se trata de un problema permanente, pero sí de un síntoma que alerta que esta hormona no se está produciendo como debería.

Publicidad

¿Se te cae el cabello? Estas son las posibles razones por las que tu pelo está cada vez más débil

Más allá de otros tipos de alopecia, la caída del cabello asociada a la tiroides puede afectar tanto al cuero cabelludo, como a las cejas, el vello púbico y el pelo en otras partes del cuerpo. A esto, la especialista agrega que esta condición se puede revertir al normalizar los niveles de la hormona tiroidea; no obstante, puede tardar un tiempo.

¿Cómo tratar la caída de cabello por disfunción tiroidea?

Todo dependerá tanto de los síntomas que acompañen a la caída del cabello y del tipo de afección tiroidea que se tenga; el tratamiento puede variar, es por ello que ir con un médico especializado es la mejor decisión.

Se pueden cambiar hábitos en la rutina diaria para que este problema no sea más extremo aún, por ejemplo hay que tratar de evitar las siguientes acciones:

Publicidad

  • Recogerse el cabello hacia atrás con coletas, moños o trenzas apretadas. Es mejor usar peinados más sueltos.
  • No torcer o tirar del cabello. Es mejor tratarlo con suavidad al momento de secarlo o peinarlo.
  • No usar cepillos duros para aflojar los nudos del cabello, es mejor acudir a un peine de dientes anchos.

(I)

Te recomendamos estas noticias