El romero ha tenido un papel protagónico en las alacenas de la historia, y es que, además de aportar delicioso aroma y sabor a muchos platillos, el romero también ofrece beneficios al ámbito de la belleza y la salud. Incluso se le adjudican propiedades rejuvenecedoras al mezclarlo con otra hiervas como lavanda y menta.

En el libro Leyendas y mitos de las flores de Ediciones Elfos, Barcelona, Rita Schnitzer explica que el nombre de esta planta significa “rocío del mar”, lo cual aporta sensaciones muy evocativas a sus propiedades legendarias.

El romero ocupó un lugar privilegiado en la antigüedad. Fue consagrado a Venus, y se creyó que brindaba la eterna juventud. Los romanos veían en esta planta de hojas siempre verdes el símbolo del recuerdo y de la fidelidad, y las novias la llevaban en sus adornos nupciales. Los griegos utilizaban esta flor del Olimpo como incienso, porque tenía la fama de reforzar la memoria”.

Florece durante todo el año y hasta las abejas producen miel con su néctar. Según la Guía práctica de las plantas medicinales de William A. R. Thomson, esta planta contiene aceite esencial con borneol, alcanfor, cineol, resina y taninos, entre otras sustancias, que ofrecen efectos tónicos y antisépticos e incluso se afirma que los baños de romero, preparados con los brotes en agua caliente, son estimulantes y vigorizantes.

Publicidad

Su uso

Estos elementos, además de tener un agradable aroma particular, hacen del romero una de las plantas favoritas de la industria cosmética. Usualmente es incluido en:

  • champús
  • jabones
  • perfumes
  • aceites

Esta planta tiene flores azules y puede sembrarse en huertos caseros

Un aliado en el cuidado del cabello

Al romero se le adjudican poderes medicinales ancestrales, incluso en la medicina china, especialmente para fortalecer el cabello, entre los más populares están:

Publicidad

  • evitar las canas
  • combatir la caída
  • aportar brillo
  • acelar el crecimiento
  • regenerar puntas quebradas

Todas estos beneficios pueden obtenerse en una misma receta: el agua de romero, un tónico natural recomendado por estilistas, naturópatas y, por supuesto, abuelas.

Infusión de romero

Por contener vitaminas A, B2, B6 y C, y minerales como hierro, magnesio, zinc, fósforo y calcio, esta planta ofrece nutrición integral al cabello, usándola como infusión.

Publicidad

Aceite de romero. Imagen: BellezaIdeal

Para su preparación se requieren 2 tazas de agua, 3 cucharadas de hojas de romero secas y se deja reposar durante 10 minutos. Se tapa y se deja enfriar para aplicarla de forma tópica.

Debe aplicarse con el cabello limpio y preferiblemente humedo, ya que el agua ayudará a espacir el producto, se debe masajear el cuero cabelludo con las yemas de los dedos en circulos. Se aconseja aplicar el tratamiento durante las noches, y esperar aproximadamente un mes para observar resultados. (I)