Cuidar su piel, su cabello, su cuerpo y al mismo tiempo cuidar el planeta. La industria cosmética convencional nos ha embelesado por años con el consumo de productos que nos hacen la promesa de un cuidado integral y de tendencia; sin embargo, la cosmética natural propone un camino alternativo, más sano y económico. ¿Por qué apostar por ello?

Encontraremos opiniones de todo tipo. Quienes están a favor de la elaboración de cosméticos caseros, por una serie de beneficios que vamos a enumerar, y quienes consideran que los productos hechos por uno mismo pueden poner en riesgo el cuidado de la piel. ¿Quién tiene la razón?

Beneficios de la cosmética natural (y casera)

Yolanda Bosque (@el_balcon_verde), titulada en Dermocosmética Natural y Aromaterapia, lleva diez años elaborando cosméticos naturales, es decir, con ingredientes y procesos amigables con el medioambiente y la salud. En su caso, inició con su propio cuidado de la piel a través de recetas caseras.

“Mi piel empezó a cambiar cuando comencé a utilizar ingredientes naturales adecuados a mis necesidades. Al hacer mi propia cosmética puedo personalizar los productos que elaboro, y elegir aquellos ingredientes más beneficiosos para mí”.

Así como ella, muchas mujeres hoy en día optan por esta alternativa gracias a la cantidad de información respecto a los efectos sobre el planeta que tiene el consumo de cosmética convencional, pero también a un despertar de conciencia que invita a descubrir de qué ingredientes están elaborados nuestros cosméticos habituales.

Publicidad

Esta curiosidad y a la vez compromiso de cambio le llevó a Sol Coyago, (@solcoyago) emprendedora que promueve el Slow Living, a practicar estos hábitos progresivamente en su día a día. “Todo comenzó en mi chequeo médico anual. Había tenido tiempo comiendo sano (alimentos orgánicos), pero mis exámenes reflejaron un alto porcentaje de metales pesados a causa de productos como cremas corporales, champús, desodorantes y maquillaje, etc., que suelen contener muchos químicos que nuestra piel absorbe, así que ahí decidí empezar un cambio poco a poco”.

Entre los resultados a largo plazo del uso de productos más naturales están la desintoxicación de la piel, una hidratación más continua, así como también la prevención de enfermedades tópicas, ya que los ingredientes naturales están llenos de principios activos que a través de nuestros cosméticos llegan a nuestra piel.

Para empezar prefiera recetas sencillas. Con máximo tres ingredientes.

Los prejuicios contra esta alternativa

Por supuesto, como en todo, hay quienes alegan que esta práctica supone un peligro para el cuidado de la piel, y la salud en general, sobre todo por la cantidad infinita de recetas caseras y tutoriales donde a simple vista la elaboración de estos cosméticos en casa no requiere de mucho esfuerzo; sin embargo, ahí es donde surge el debate.

Yolanda Bosque, quien actualmente imparte cursos online sobre la elaboración de cosméticos naturales, nos explica en detalle. “Al hacer cosmética casera hay que tener en cuenta que nuestra casa no es un laboratorio. La mayoría de las personas hacen las cremas en su cocina y es importante respetar unas buenas prácticas a la hora de elaborar nuestra cosmética casera. Estas buenas prácticas son tener unas medidas de seguridad e higiene antes, durante y después de hacer cualquier receta casera”. Y claro no solo tiene que ver con la preparación de estos productos sino con la correcta conservación, y la constante revisión de que se mantengan listos para ser utilizados. “Hay que mantener adecuadamente los ingredientes y nuestras cremas para que no se estropeen. A la hora de utilizar ingredientes naturales hay que tener claro que pueden no ser inocuos. Hay ingredientes que se utilizan en cosmética casera que pueden producir daños en la piel o en nuestro cuerpo si no se utilizan correctamente”, menciona Bosque.

Si se quiere empezar en casa

“Hoy en día podemos asistir a talleres para crear nuestros productos, por ejemplo aquí en Ecuador existe la marca Artysia (@artysialuxe), que no solo ofrece cosméticos naturales sino que dicta cursos para crearlos”, menciona Coyago. Y según los expertos para empezar sí que es importante orientarse con profesionales. Por ejemplo, Yolanda Bosque, quien imparte talleres online desde España en su sitio web www.elbalconverde.com, nos guía además con algunas recomendaciones, como por ejemplo:

  • Empezar con recetas muy sencillas que requieran máximo tres ingredientes.
  • Contar con los utensilios específicos para ello y no mezclarlos con los de la cocina.
  • Pensar en envases reciclables como cristal/vidrio, así evitas el uso de plástico.
  • Crear un ambiente tranquilo para la elaboración de tus cosméticos.

Importante: El uso de cosmética natural no remplaza el consejo de un profesional en áreas de salud, ya que la intención es utilizar productos para mejorar la piel y tenerla más bonita, no para curar ningún tipo de enfermedades relacionadas con la piel. Siempre consultar con un médico en caso de requerir un tratamiento especial.