¿Recuerdas el sonido del CPU al leer un disquete o el de un teléfono de disco cuando marcabas un número? Muchos quizás ya no y otros ni siquiera llegaron a conocerlos.

Eran comunes en nuestra cotidianeidad y son tan particulares que apenas al escucharlos pueden identificarse, como la cuenta regresiva antes de un filme o el que causaba una caja registradora antigua al abrirse. Otros incluso causaban molestia por su estruendo, como la impresora matricial que se usa ya muy poco. 

Alguien se dio cuenta de que estos sonidos en la actualidad eran casi inexistentes y decidió agruparlos en una página web, donde están disponibles para quien desee tener un encuentro nostálgico. Así es que Brendan Chilcutt creó el Museum of Endangered Sounds (Museo de los Sonidos en Peligro) donde recopila más de 30 sonidos de este tipo.

“¿Imagina un mundo donde nunca más volveremos a escuchar el inicio sinfónico de una máquina con Windows 95? ¿Imagina generaciones de niños que no están familiarizados con el parloteo de los ángeles alojados en lo profundo de los recovecos de un viejo televisor con tubo de rayos catódicos”, ha escrito Chilcutt  en un apartado de su página donde explica por qué decidió crearla. 

Luego de conocer sobre este museo, quizás muchos analizan sobre qué sonidos de objetos o aparatos que utilizamos en la actualidad no serán más que un recuerdo en la posteridad, ¿tal vez el del teclado del computador cuando escribimos o el del microondas cuando calentamos algo?.  (E)