Imagine al legendario artista surrealista Salvador Dalí recibiéndolo en su museo y dándole personalmente la bienvenida al recorrido, incluso compartiendo observaciones sobre los acontecimientos actuales, contándole las motivaciones detrás de sus obras maestras y ¡hasta tomándose selfis!

El Museo Dalí en San Petersburgo (Florida, Estados Unidos) anunció que, como parte de la conmemoración del 30° aniversario de la muerte del artista, celebrará su arte y su legado con la innovadora muestra Dalí Lives, donde los visitantes tendrán la oportunidad de aprender más sobre la vida y el trabajo de Dalí desde la persona que mejor lo conoció: el propio artista.

Utilizando una técnica basada en inteligencia artificial (AI), la nueva experiencia que se inauguró el sábado 11 de mayo empleó el aprendizaje automático para crear una versión a la semejanza de Dalí, lo que resulta en una impactante resurrección del maestro del bigote.

Por primera vez los visitantes podrán interactuar con un atractivo Salvador Dalí en una serie de pantallas colocadas alrededor de todo el museo. “La interacción de cada usuario con Dalí podría ser completamente diferente a la siguiente”, asegura Kathy Greif, jefa de operaciones del The Dalí.

Publicidad

Con este proyecto el museo espera demostrar su compromiso por mantenerse a la vanguardia de la tecnología, adoptando nuevos métodos para involucrar a los huéspedes en formas no convencionales para deleitarlos y educarlos sobre Salvador Dalí y su prolífica obra. “Dalí fue profético de muchas maneras y entendió su importancia histórica”, dice Hank Hine, director ejecutivo de The Dalí. “Él escribió: ‘Si algún día puedo morir, aunque es poco probable, espero que la gente en los cafés diga: Dalí ha muerto, pero no del todo’”.

El director del museo asegura que el artista estaba interesado en los medios de comunicación y tenía un agudo sentido de su propia importancia eterna. “Este es el hombre que pintó La persistencia de la memoria, después de todo. Él podría haberse divertido mucho viéndose a sí mismo en forma digital. Lo que Dalí Lives añade es ese sentido de emoción”, dice Hine. “Si los visitantes pueden empatizar con el artista como un ser humano, pueden entender su trabajo directamente y con más pasión”.

“Dalí fue profético de muchas maneras y entendió su importancia histórica. Escribió: ‘Si algún día puedo morir, aunque es poco probable, espero que la gente en los cafés diga: Dalí ha muerto, pero no del todo’”. Hank Hine

Recrear al maestro

Para dar vida al maestro del surrealismo The Dalí se asoció con Goodby Silverstein & Partners, compañía internacional experta en creación de experiencias.

El proyecto comenzó con un proceso de inmersión mediante la recopilación y el intercambio de cientos de entrevistas, citas y material de archivo existente del artista prolífico. GS&P usó estos extensos materiales para entrenar un algoritmo de IA para “aprender” aspectos de la cara de Dalí, y luego buscó un actor con las mismas características físicas generales del cuerpo de Dalí.

La IA genera, entonces, una versión de la semejanza de Dalí para que coincida con la cara y las expresiones del actor.

Para desarrollar los mensajes que acompañarán a los visitantes durante su recorrido, se utilizaron escritos auténticos del propio Dalí, junto con ideas dinámicas y de la actualidad, representadas por el actor.

Publicidad

“Dalí Lives dará la sensación al visitante de que está viendo al artista reencarnado. La diferencia entre el Dalí real y esta versión generada con inteligencia artificial es casi imperceptible”, comenta Jeff Goodby, copresidente y socio de Goodby Silverstein & Partners. “Nos esforzamos para crear una experiencia cautivadora y memorable para nuestros visitantes”.

El museo

El Museo Dalí alberga la colección de arte de Salvador Dalí más grande fuera del continente europeo. Con más de 2.000 obras entre 100 pinturas al óleo; más de 100 acuarelas y dibujos; y 1.300 grabados, fotografías, esculturas y objetos de arte.

El edificio ofrece espacio para visitas y charlas de grupos escolares, orientación para visitantes, una cafetería interior y exterior y una sala comunitaria que puede reservarse. Su diseño incluye varios guiños a Dalí: una escalera en espiral y una estructura geodésica de vidrio de forma libre con 1.062 paneles de vidrio facetados, sin que siquiera dos de ellos sean exactamente iguales.

La muestra interactiva se mantendrá hasta el 15 de junio de 2022.

 

En el Museo Municipal de Guayaquil

“La última vez que vimos algo de Dalí fue perteneciente a una colección privada y se exhibió en la Casona Universitaria”, recuerda Melvin Hoyos, director de Cultura del Municipio de Guayaquil, tras admitir que tener obras del genio surrealista en la urbe porteña es un acontecimiento extraordinario. 

Sin embargo, este acto extraño y sorprendente, como la obra misma del pintor, ha logrado materializarse en la exhibición Dalí en los grabados de España, que se mantendrá hasta finales de mayo en el Museo Municipal, gracias a la gestión de la Embajada de España y la Fundación Universitaria Iberoamericana (Funiber). Se trata de dos exposiciones de Dalí: Las cenas de Gala (doce fotomontajes que el artista creó para ilustrar un recetario surrealista en colaboración con los cocineros del local parisino Maxim’s e inspirado en las cenas que su musa, Gala, celebraba en el sitio). Y la colección Los sueños caprichosos de Pantagruel, formada por 25 litografías a color, pintadas en papel japonés, que se basan en la obra satírica y humanista del escritor francés François Rabelais.

“Las obras de Dalí y su particular visión del mundo logran despertar nuestros sentidos e imaginarnos miradas distintas de la realidad, al alcance de nuestras manos. Desde Funiber esperamos que esta exposición contribuya a facilitar el acceso a la cultura y que ello permita una ciudadanía más reflexiva, dialogante y sensible”, expresó la directora de la Fundación.