Willem Dafoe es un atormentado Van Gogh

Willem Dafoe: El atormentado Van Gogh Willem Dafoe: El atormentado Van Gogh Willem Dafoe: El atormentado Van Gogh
Willem Dafoe: El atormentado Van Gogh
Willem Dafoe en su interpretación de Vincent Van Gogh.
Willem Dafoe: El atormentado Van Gogh
El cineasta Julian Schnabel y el actor Willem Dafoe.
Willem Dafoe: El atormentado Van Gogh
Willem Dafoe (1955), actor estadounidense.
20 de Enero, 2019 - 00h00
20 Ene 2019 - 00:00

El año pasado Willem Dafoe repitió un personaje del mundo de los superhéroes. Hizo de Nuidis Vulko en Aquaman, de DC Comics, el consejero científico principal de la Atlántida. También se mete en la piel del pintor en Van Gogh: At Eternity’s Gate, una biopic (película biográfica) que destaca los momentos más oscuros en la vida del extraordinario pintor holandés Vincent van Gogh, cuando se desahogaba escribiéndole a su hermano Theo y su amistad con el también pintor Paul Gauguin.

“Quizá Dios me hizo un pintor para las personas que aún no nacieron”, se lee en el tráiler del filme dirigido por el cineasta estadounidense Julian Schnabel y cuyo título en español (IMDB) es Van Gogh, a las puertas de la eternidad.

Y es que reconocer a Dafoe no es complicado. Su cabello rojizo, ojos saltones, pómulos acentuados le han servido para encarnar a variopintos personajes. Soldado, vampiro, gerente de motel, atlante, ahora pintor, ¿qué más tiene que hacer para ganar un Óscar? Al parecer, su papel como el pintor postimpresionista lo pondrá en la contienda cuando se anuncien los nominados el 22 de enero y la gala de entrega el 24 de febrero. De hecho, sería su cuarta nominación, pero nunca ha ganado uno.

Recordemos que la figura de Vincent Van Gogh le ha valido a otros cineastas para llevarla al cine: El loco del pelo rojo (1956), de Vincente Minelli, allí Kirk Douglas es icónico; Vincent & Theo, 1990) con Tim Roth, dirigido por Robert Altman; el Van Gogh (1991) de Maurice Pialat o la película animada Loving Vincent (2017) de Dorota Kobiela y Hugh Welchman. Pero esta vez es el artista convertido en director Julian Schnabel, quien pone un pincel en la mano de Dafoe y le coloca un vendaje en la oreja.

Pero sí, puedo quejarme del frío de Arles. ¡Qué miserable! Rodamos en todos los lugares donde estaba Van Gogh. Saint-Rémy, ese es el lugar real donde estaba. No estoy diciendo eso para reclamar derechos de jactancia, simplemente te conecta. Fue increíble estar en Auvers-sur-Oise, que no está tan lejos de París. Me quedé boquiabierto".

La conexión entre el actor y el personaje es más que superficial. Van Gogh y Dafoe comparten una creatividad inquieta. Van Gogh se movía constantemente, buscando inspiración en 20 ciudades antes de morir a los 37 años de una herida de bala en Auvers-sur-Oise. “Me gustaría encontrar una nueva luz”, insiste en la película. Y Dafoe se niega a quedarse quieto. “La flexibilidad es importante para un actor”, dice. “De lo contrario, comienza la corrupción. Te quedas atascado en ciertos patrones y en cierto tipo de lenguaje de interpretación que te mantiene alejado de una especie de sensación de descubrimiento, peligro o misterio”.

Dafoe tiene tres películas que ya están en posproducción para este año. “He estado separado del mundo, trabajando lejos en estos pequeños mundos interiores. Básicamente, soy como una monja de claustro”.

En cuanto a lo que tuvo que aprender para la película dice: “En el filme tenía que pintar. A medida que Julián me enseñó a hacerlo, he ido expresando mi punto de vista. Ha sido la clave para entender más lo que hacía”, declaró a Jimmy Fallon en su programa televisivo.

Sí. Para el papel el actor tuvo que aprender a plasmar arte. En la cinta lo que hace es real, pues es el mismo Schnabel, quien le enseñó algunos trucos con la paleta y el pincel. Pero Dafoe sí pintaba, pero su experiencia con Schnabel ha sido otra cosa. “Lo hice, pero fue hace muchos, muchos años, y fue muy diferente. Era un tipo de pintura diferente, para una película llamada To Live and Die in LA (), interpreté a un falsificador que también resultó ser un pintor. Para poder habitar ese personaje, aprendí a pintar, pero no casi con la misma comprensión y la misma intensidad con la que me acerqué a esto, porque obviamente esto es otra cosa”.

Gran parte de esta película se rodó al aire libre, en Francia. “No es cómodo para tu cuerpo, pero te guía. Pero sí, puedo quejarme del frío de Arles. ¡Qué miserable! Rodamos en todos los lugares donde estaba Van Gogh. Saint-Rémy, ese es el lugar real donde estaba. No estoy diciendo eso para reclamar derechos de jactancia, simplemente te conecta. Fue increíble estar en Auvers-sur-Oise, que no está tan lejos de París. Me quedé boquiabierto”, dijo.

En las cartas de Van Gogh, que Schnabel usó como base de la película, lo único en lo que él confía es en su propio talento. “Una de las cosas que cambió para mí al hacer esta película fue la parte alegre de él que no vemos. Por lo general, se lo representa como el chico del cartel de los artistas torturados, pero definitivamente diría que es un personaje esperanzador”, dice Dafoe. “¡La historia miente!” (se ríe).

El filme

Pero es el director de Basquiat (1996) y The Diving Bell and the Butterfly (2007) quien ha creado un Van Gogh astuto e impredecible. Schnabel sumerge a la audiencia dentro del punto de vista del pintor, recorriendo campos, mirando sus zapatos, entrecerrando los ojos en los árboles y las caras tan chillonas y distorsionadas que sus intentos de capturarlos en óleo tienen sentido.

En el festival de Venecia, donde participó la película, Schnabel dijo: “Cualquiera cree saberlo todo de Van Gogh, así que parecía absurdo hacer otra película sobre él”. Sin embargo, paseando por el museo parisiense D’Orsay, y observando sus cuadros, decidió recrear las sensaciones que dejan.

Completan el reparto del filme Oscar Isaac, como el pintor Paul Gauguin, Rupert Friend que da vida a Theo van Gogh, Emmanuelle Seigner que interpreta a Madame Ginoux y Mads Mikkelsen que interpreta al sacerdote y consejero del pintor. (A. C. J.)

Willem Dafoe es un atormentado Van Gogh
Show
2019-01-20T00:00:50-05:00
Las predicciones señalan que el actor Willem Dafoe es uno de los preferidos para llevarse una estatuilla en la próxima entrega de los Óscar por su película Van Gogh: At Eternity’s Gate.
El Universo

Cuéntenos su problema

Envíe sus consultas a El Especialista llenando el siguiente formulario.

Formule su pregunta aquí

Lo más leído