Publicidad

Diabetes mató a más mujeres

De las 4.906 muertes registradas por diabetes mellitus II en Ecuador en el 2016, el 60% fueron de mujeres.

De las 4.906 muertes registradas por diabetes mellitus II en Ecuador en el 2016, el 60% fueron de mujeres.

Esta enfermedad crónica es la segunda causa de muerte en Ecuador después del infarto agudo del miocardio y se ensaña cada vez más con las féminas.

¿Por qué? Según Paola Palacio Alcívar, médico endocrinóloga del hospital Alcívar, por naturaleza las mujeres tienen más grasa corporal que los hombres lo que, fácilmente las lleva a sufrir sobrepeso y obesidad.

A esto se suman los cambios hormonales y la vida sedentaria de muchas señoras de 30 años en adelante, porque una vez que tienen niños poseen menos tiempo para ejercitarse, se descuidan y aumentan de peso en la edad fértil, sobre todo durante la lactancia, cuando consumen más coladas de cereales y se sobrealimentan para producir más leche. Una historia más trágica aún es la llegada de la menopausia. El cese de estrógenos deja a las mujeres desprotegidas en su salud a partir de los 45 a 50 años.

Publicidad

La doctora Cristina Béjar, especialista en medicina interna del hospital Universitario de Guayaquil afirma que cada vez hay más diagnósticos de diabetes por la mala alimentación de los ecuatorianos.

“Somos un pueblo sedentario con alto consumo de hidratos de carbono, mucho arroz, fideo, pollo frito, mayonesa, todo esto causa obesidad y altera la glucosa”, lamentó la experta.

Agregó que pasada la menopausia se igualan las cifras de mortalidad por enfermedades crónicas en mujeres al nivel de los hombres.

Béjar detalla que muchas mujeres mayores tienen el abdomen abultado y está determinado que mientras más grande es el perímetro abdominal mayor es el riesgo de sufrir un infarto agudo del miocardio. “Las mujeres deben quererse un poco más, si tienen hijos no descuidar su peso”, aconsejó.

Ella bajó su azúcar

Dionisia Inocenta Piguave Alvarado tiene 64 años y hace 6 le diagnosticaron diabetes en el hospital Guayaquil. Confiesa que no hizo caso a las recomendaciones de los médicos y siempre tenía la glucosa elevada, permanecía cansada y con mareos.

Publicidad

Hace nueve meses su nivel de glicemia estaba en 400 mg/dl y al verse al borde de la muerte decidió cambiar la actitud hacia su mal.

Desde entonces se suministra insulina y sigue al pie de la letra las recomendaciones nutricionales, lo que ha dado como resultado que hoy se mantenga estable.

“Hago la dieta, todo asado, como menos arroz, el huevo cocinado y la carne la preparo en agua, ingiero bastante ensalada. Camino todos los días y me pongo insulina. Hoy me siento bien”, narró la habitante de la cooperativa Guerreros del Fortín.

Prevenir las complicaciones

“Desde el núcleo familiar debemos aprender a comer saludablemente. Solo con una buena alimentación y haciendo ejercicio todos los días vamos a evitar las complicaciones de la diabetes”, aseguró la endocrinóloga Paola Duchi Jimbo, del hospital Guasmo Sur.

No se cura pero se controla

Para muchas personas diagnosticadas con diabetes, enterarse que tienen esta enfermedad es como recibir una sentencia. La idea de no poder comer todo lo que deseen y que van a morir los deprime. Pero aunque la diabetes es una enfermedad que no se cura, sí se puede controlar y se puede vivir muchos años con ella.

“Si el paciente se cuida va a tener éxito en su tratamiento”, señaló la doctora Palacio. Si no se controla, va a destruir silenciosamente los nervios y vasos sanguíneos afectando los ojos y riñones. (F)

Tratamiento

Es importante que las personas se eduquen sobre el impacto de la diabetes en la salud y su calidad de vida.

Por ello, lo más recomendable es acudir al médico con frecuencia para someterse a chequeos preventivos. “Debemos trabajar en educación sobre todo para que sean personas más precavidas y con mejores hábitos”, mencionó la endocrinóloga Paola Palacio.

Además de administrar correctamente el tratamiento farmacológico (pastillas o inyecciones de insulina) el diabético debe estar controlado por un nutricionista que personalice su alimentación. Debe aprender a comer de forma equilibrada y en las porciones correctas.

Asimismo, debe estar pendiente de la salud de sus riñones, sometiéndose a exámenes de albúmina. Los exámenes oftalmológicos son cruciales para descubrir si los ojos están siendo afectados por la enfermedad. No descuidar la apariencia y salud de los pies, el podólogo será el encargado del cuidado de las uñas.

Así es como debemos comer a diario

El plato ideal no habla de sopas, sino de que el 50% es ensalada (vegetales frescos, crudos y cocidos); el 25%, un carbohidrato (arroz, pan, fideo, verde, papa, yuca u otro cereal) y un 25% de proteína (carne magra de res, pollo, pescado, pavo, queso) y debe ir acompañarlo con agua, no de jugo.

Si comes fuera de casa porque trabajas revisa el menú del restaurante. No te sirvas sopa, no es necesaria. Pide más ensalada, poco arroz (media taza), nada frito, todo asado, cocido o al vapor.

Por nada del mundo bebas el jugo, pide un vaso con agua. Si la ensalada es de fideo no te comas el arroz.

Actividades de hoy

Por el Día Mundial de la Diabetes, el hospital Luis Vernaza ofrecerá hoy al público en general exámenes gratuitos de glucosa, charlas educativas y un bingo, en el auditorio principal del hospital, desde las 07h00 hasta 12h00.
El Hospital Alcívar y su Club de Diabetes invita al público, pacientes con diabetes y sus familiares a una conferencia médica sobre  complicaciones en la diabetes y tratamiento de pie diabético con medicina hiperbárica hoy a las 18h00. Entrada gratuita pero debes inscribirte llamando al 3720100 ext. 1493  y 1486. En Coronel y Cañar.  (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?