Considerado uno de los principales atractivos turísticos de Guayaquil y que consta en webs de viajes internacionales, el cerro Santa Ana fue otra vez el blanco de la delincuencia que no para en la ciudad y que suma más muertos por esta nueva ola de inseguridad.

Un holandés que departía en un bar del escalón 355 con su novia y otra mujer es una de las víctimas más recientes que muere luego de que un antisocial le disparara al verlo levantarse del asiento cuando, con otro compinche, les iban a robar, según versiones preliminares.

Eran cerca de las 21:00 del miércoles 19 cuando ocurrió el hecho mientras el extranjero, de 56 años, visitaba la zona. El turista holandés, identificado por la Policía Nacional como Jacob Vogel Cornelis, no resistió las heridas y falleció al llegar al hospital más cercano. Con su deceso eran 54 las muertes violentas que se registraban, hasta esa noche, en lo que va de enero en la Zona 8, que abarca a Guayaquil, Durán y Samborondón, según cifras oficiales.

Aquel suceso delincuencial en este punto turístico de la urbe, que se suma a los asaltos, robos y asesinatos que a diario se dan en Guayaquil, multiplicó ayer las quejas y cuestionamientos de los ciudadanos ante la inseguridad que parecería no tener solución. Las redes sociales, las entrevistas en medios de comunicación y las conversaciones entre amigos y familiares fueron los espacios donde los habitantes expusieron sus llamados de atención e inconformidades.

Publicidad

“¿Dónde están los policías en estos sitios turísticos?”, “¿por qué los metropolitanos (guardia municipal) no salen a resguardar Santa Ana, Las Peñas, el Malecón…?”, “de qué han servido las cámaras, camionetas y todo lo que se ha dado”, “por qué no salen a pedir marchas por la seguridad como hacían antes”, “y los guardias del municipio que no dejan pasar las cámaras al subir, ¿dónde estaban?”, fueron parte de los cuestionamientos ciudadanos.

Incluso la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, salió al paso y aseguró que “la responsabilidad absoluta del control de la delincuencia en el país es del Gobierno central”. Ella usó sus redes sociales para manifestarse luego que en un programa televisivo se aludiera también las responsabilidades en materia de seguridad al Municipio local.

“A menos que ustedes cambien la Constitución, a través de una Asamblea Nacional Constituyente, la responsabilidad absoluta del control de la delincuencia en el país es del Gobierno central”, contestó la funcionaria.

Aquello otra vez volvió a generar cuestionamientos, sobre todo en redes sociales. Unos rechazaban y otros apoyaban lo expresado por Viteri.

Publicidad

Policía identifica a los sospechosos del asesinato de turista holandés en el cerro Santa Ana de Guayaquil

“La cuestión es que pierde Guayaquil y pierde el Ecuador. Sin turismo, no hay fuentes de trabajo; sin trabajo, aumentan los asesinatos, sicariatos, narcotráfico…”, expuso un tuitero.

Dueños de comercios, restaurantes y representantes del sector turístico también expusieron su preocupación ante la ola delictiva en Guayaquil que afecta y golpea directamente a ramas como la turística, la económica y aleja la inversión, además de generar zozobra en la población que opta por ‘autoaislarse’, esta vez, por la inseguridad.

Especialistas en materia mencionan que si bien el control delictivo y la seguridad ciudadana como tal está a cargo del Gobierno central, hay temas en los que se puede trabajar de manera conjunta y planificada.

El arquitecto Luis Saltos, especialista y máster en Planificación Urbana y Regional, cuenta que en literales del artículo 54 del Código Orgánico de Ordenamiento Territorial (Cootad), que cita las funciones de los gobiernos autónomos municipales, constan la regulación y el control del uso del espacio público, así como la creación y coordinación de los consejos de seguridad ciudadana municipal, con participación de Policía Nacional, comunidad y otros organismos relacionados, donde se formularán y ejecutarán políticas locales, planes y evaluación de resultados sobre prevención, protección, seguridad y convivencia ciudadana.

Publicidad

Para él es vital que el Municipio, además de trabajar de manera coordinada con el Gobierno central, evidencie las estadísticas o datos reales que demostrarían la situación de Guayaquil en estos tiempos, para con eso generar las alternativas, puesto que los delitos ocurren en los espacios públicos. Estos últimos, dice, sí son competencia de los cabildos.

“El artículo del Cootad habla de los consejos de seguridad cantonales donde también especifica el tema de la planificación, porque la planificación es algo integral. No se pueden tocar los temas de ciudad en este caso de una forma: ‘esto es tuyo’, ‘esto es mío’, no es así, porque realmente los temas urbanos son integrales”, expone Saltos.

Y recuerda que cuando se dio la regeneración del cerro Santa Ana (que comenzó en el 2001) se creó incluso una ordenanza para regular aquella área, manejando así políticas públicas específicas que ya hablaban de temas de seguridad como el manejo del espacio público, de la seguridad privada, entre otros.

Sujeto que intentó asaltar local de comidas en Samanes fue abatido; un policía también murió en el cruce de balas

Agrega que con estos temas de delincuencia también se está vulnerando el derecho de las personas al disfrute pleno de la ciudad y de sus espacios públicos, así como el derecho al hábitat seguro y saludable que garantizan los artículos 30 y 31 de la Constitución vigente.

Publicidad

El abogado Stalin Sacoto, Especialista en Seguridad, exoficial de la Policía Nacional y Alto Comisionado de Relaciones Internacionales del Cedhus, afirma que en materia de Seguridad los gobiernos municipales no tienen la responsabilidad, puesto que el Estado central no se las ha delegado como ocurre, por ejemplo, en localidades de Estados Unidos.

Por eso, el poner orden en el tema de la violencia y dar seguridad es competencia del Estado Central o nacional, porque así lo determinan las leyes ecuatorianas.

“En la lucha contra el delito en sus diversas manifestaciones quien tiene la obligación constitucional de mantenerla es la Policía Nacional. La Policía Nacional tiene que coordinar con los gobiernos autónomos para que les den facilidades, les den herramientas para poder luchar contra el delito…”, explica Sacoto.

Y destaca que incluso el municipio de Guayaquil, a lo largo de estos años y en diferentes periodos, ha sido el cabildo que más ha ayudado en la lucha contra el delito porque ha aportado con herramientas, implementos, ha dado espacios, facilidades, con modelos y planes que después se han replicado en otras ciudades.

Para él, es momento de que todos se unan para actuar en la lucha frontal contra la inseguridad. Y una opción que podría traer resultados, sostiene, es el cambio en las leyes.

“Necesitamos que existan las coyunturas para que haya un acuerdo entre Fiscalía, Consejo de la Judicatura, Policía Nacional, gobiernos autónomos, todos, en la lucha frontal contra la inseguridad, porque finalmente a los ciudadanos no les importa quién les dé la seguridad, lo que quieren es sentirse seguro”, indica,

A la seguridad, dice Sacoto, hay que mirarla desde dos conceptos: seguridad dirigida y seguridad integral.

En la primera, la dirigida, hay un estamento, una persona o un departamento que se encargan de generar ambientes seguros. En la integral, “todos los intervinientes dentro de un proceso tienen que coadyudar a generar ambientes seguros”, cuenta este especialista.

Ya en la tarde, en la sesión de Concejo Cantonal, la alcaldesa Cynthia Viteri aseguró que la próxima semana pedirá públicamente resultados al Ministerio de Gobierno y a la Gobernación del Guayas por los recursos de Guayaquil que ha entregado en estos años para combatir la inseguridad ciudadana.

Hasta el cierre de esta edición, el gobernador del Guayas, Pablo Arosemena, no se pronunció al respecto.

Recursos para seguridad por los que pedirá cuentas la alcaldesa de Guayaquil

Equipamiento para Policía Nacional

La alcaldesa de Guayaquil dijo, este jueves 19, que pedirá cuentas por los recursos dados a la seguridad ciudadana por el cabildo porteño. Puso ejemplos. En los dos últimos años, el Municipio ha entregado $ 6,1 millones para la adquisición de camionetas, motos, GPS (rastreo satelital), celulares, drones y más dispositivos tecnológicos para la Policía Nacional.

Inversión en central de emergencias

Otro rubro que suma y detalla Cynthia Viteri es los $ 18 millones “invertidos en la nueva central de emergencias de Guayaquil”, que incluye cámaras de videoanalítica y megafonía, entre otros servicios. Esto más los $ 6,1 millones para equipamiento de la Policía da un total de $ 24,1 millones destinados a seguridad ciudadana, según cifras del cabildo.

Vehículos nuevos entregados

En noviembre del 2021, el Municipio dio 31 motos y 31 camionetas para patrullajes conjuntos de la Policía Nacional, Fuerzas Armadas, y agentes metropolitanos y de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM). (I)