Francisco Morán Peña, doctor en Educación y Sociedad, magíster en Educación Superior y docente universitario hace 23 años, fue elegido rector de la Universidad de Guayaquil, según los resultados oficiales de este centro superior. La vicerrectora es Sofía Lovato.

Ambos forman parte de la lista A, representada por el movimiento Transformación Universitaria, la cual obtuvo el 48,2% (9.466) de los votos totales; mientras que la lista B, del movimiento Vamos Universidad y liderada por Antonio Rodríguez y Priscila Feijó, sumó el 37,9% (7.436). Hubo un 9,3% de votos en blanco (1.828) y 4,4% de nulos (873), según el acta con los resultados.

No obstante, Tito Palma, presidente del Tribunal Electoral de la Universidad de Guayaquil, explicó que el sistema electoral suma los votos y les da una ponderación diferente. Los votos de los estudiantes equivalen a un 30%, explicó. Así, los resultados son 577 votos ponderados para la lista A y 481 para la B.

De los 55.899 estudiantes, 17.500 (de segundo año en adelante) acudieron a las urnas para elegir al rector, es decir, el 31,3%; de los 1.250 docentes titulares votaron 978, el 63%; y de los 1.845 servidores sufragaron 1.125, el 61%.

Publicidad

Proceso electoral se realiza en la Universidad de Guayaquil pese a resolución judicial

La promulgación de estos resultados aún no está en firme, pues —según explicó Palma— se debe esperar la fase de observaciones o impugnaciones que puedan presentarse entre el lunes y martes próximos. Si no hay ninguna observación, se daría la proclamación definitiva, aseguró Palma.

El proceso electoral se dio el viernes 12, pese a la medida cautelar presentada por Xavier Rodas, cuya candidatura al rectorado no fue admitida por el Tribunal Electoral del centro. La resolución judicial dejaba sin efecto jurídico los comicios. Sin embargo, Palma aseguró que desconocía de esta resolución y que hasta ahora no ha recibido ninguna notificación de la medida.

El candidato de la lista B, Antonio Rodríguez, magíster en Cultura Física, investigador y deportista de alto rendimiento y docente hace dos décadas, sostuvo que durante el proceso hubo varias irregularidades, por lo que impugnarán los resultados. “Ni siquiera los votantes docentes llegan al cuórum exigible, que es del 50%... Al cerrarse los comicios, no dejaron entrar a los delegados de las listas al lugar destinado a los conteos; después intentaron llamarlos pasadas las 21:00, para que vayan a firmar los resultados, situación que es falta de ética y transparencia”, sostuvo Rodríguez.

Publicidad

No obstante, Palma aseguró que el proceso fue limpio y que durante el conteo de votos en las facultades hubo observadores de ambas listas, pero en la proclamación de los resultados no estuvieron presentes los delegados de la lista B.

Dos candidatos y sus propuestas a implementar en caso de llegar al rectorado de la Universidad de Guayaquil

Morán ofreció en campaña que, de ganar las elecciones, retomará la recategorización docente e impulsará proyectos en beneficio de los estudiantes.

En las elecciones también se escogió a los miembros del Consejo Superior Universitario: catorce representantes de los docentes y siete delegados estudiantiles. Para elegir estas dignidades hubo mayor participación de estudiantes (de primer año en adelante), docentes (titulares y contratos) y servidores. Así, 1.855 profesores sufragaron, el 82,5% de toda la plantilla (2.248); 24.020 alumnos, el 43%; y 1.670 servidores, el 90,5%.

Publicidad

La dirección de este centro superior estuvo a cargo del rector (e) Roberto Passailaigue hace más de dos años, desde el 15 de octubre de 2018, fecha en que el Consejo de Educación Superior (CES) dispuso la intervención de la institución debido a la detección de irregularidades.

Días antes de las elecciones, el martes 9 de marzo, Passailaigue renunció a sus funciones ante el CES, agradeciendo a la comunidad universitaria por su apoyo. (I)