Las palmas que fueron retiradas de zonas urbanas en Guayaquil serán sembradas en parques de parroquias rurales, informó el Municipio de Guayaquil.

Personal de la Dirección de Áreas Verdes del cabildo realizó una inspección de los parques de Puná para determinar las obras de mantenimiento integral que se ejecutarán en los próximos días.

Además de la siembra de las palmas, que actualmente permanecen en el vivero municipal a cargo de Áreas Verdes, en estos espacios se desarrollará desbroce de maleza, limpieza, poda de árboles, resane, pintura, soldadura, explicó Adalí Jaramillo, jefe de Planificación de la Dirección de Áreas Verdes.

También se reemplazarán los juegos infantiles metálicos que se han visto afectados por el salitre del mar.

Este viernes 14, una brigada de Áreas Verdes realizará una minga en los parques de El Morro, junto a la comunidad. (I)