Unidades del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil continúan la mañana de este martes tratando de controlar el incendio forestal en el cerro Colorado, que se inició la tarde del lunes.

Los bomberos calificaron a la emergencia de alarma 4 por el peligro de la propagación del fuego hacia más terrenos del bosque protector.

Esta mañana aún se observaba desde distintos puntos de la autopista Narcisa de Jesús el humo que se generaba en el cerro.

El olor a humo se sintió durante toda la noche en urbanizaciones que están frente al cerro. Desde La Perla, Mucho Lote 2, y la Romareda se observaban algunos puntos de los que salía humo.

Publicidad

Moradores de Mucho Lote 2 indicaron que en la madrugada se percataron de que aumentó el humo en la zona y pudieron evidenciar las llamas en el cerro.

Debido a la emergencia, en el área se reporta un mayor tráfico.

“No pudimos dormir bien porque se percibía el humo, sí se ve que es grande el daño, desde la parte de atrás del cerro”, explicó un residente.

Otro morador indicó que se despertó en la madrugada al sentir la sensación de vegetación quemada.

En la autopista Narcisa de Jesús se reporta tráfico a la altura de Mucho Lote 2 debido a la llegada de nuevas unidades del Cuerpo de Bomberos y el cierre del carril derecho (sentido norte-sur).

Publicidad

Personal de la ATM se desplazó hasta la zona para tratar de controlar el tránsito y dar paso a la maquinaria y carros de los bomberos.

Ayer, las operaciones se ejecutaban con herramientas manuales y el apoyo de un helicóptero de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).

Pasadas las 18:00 de ayer, la alcaldesa Cynthia Viteri dijo que se registraban 17 hectáreas afectadas. “Estamos trabajando para controlar esto lo más pronto posible y evitar que afecte a los habitantes del sector”; acotó en redes sociales.

Esta mañana, un vocero de los bomberos indicó que el área afectada bordearía las 35 hectáreas. (I)