El exceso de velocidad en avenidas y vías de Guayaquil es un riesgo constante. Es una de las principales causas de siniestros de tránsito, cuyas consecuencias son personas fallecidas como ocurrió con el abuelo y sus dos nietos en la vía a la costa el pasado domingo, cuando se conmemoraba el Día del Padre.

Luego de este suceso se reforzaron más las campañas de prevención de exceso de velocidad, respeto a las señales de tránsito para tener más seguridad en las vías y reducir las cifras de heridos y fallecidos por esta causa.

Pero ¿cuántas multas de tránsito por exceso de velocidad se han registrado en Guayaquil en lo que va del año? Según la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM), se reportan 16.730 multas captadas por 55 radares en diez avenidas y vías del Puerto Principal.

Publicidad

Campaña de concienciación para disminuir siniestros de tránsito se implementará en varias vías de Guayaquil

Estas multas son de infracciones tecnológicas, es decir, captadas por los radares. Estos 55 dispositivos están ubicados en las diez avenidas más complejas en torno al tránsito y según su incidencia son la Perimetral, Francisco de Orellana, Narcisa de Jesús, vía a la costa, vía a Daule, avenida del Bombero, Tanca Marengo, Pedro Menéndez Gilbert, Barcelona y Benjamín Carrión.

Fernando Navas, experto en planificación de tránsito, explicó que serían al menos 111 multas por exceso de velocidad que diariamente se estarían dando en Guayaquil.

Dijo que será necesario implementar otro tipo de radares, que se monitoree al inicio de la vía y kilómetros más adelante para así poder tener un seguimiento, un registro de cuál es el vehículo que está infringiendo la ley.

Publicidad

Habitantes de la vía a la costa piden que se analice el límite de velocidad en esa zona, pues ahora aumentó la cantidad de residentes de ese sector. Foto: Ronald Cedeño Foto: El Universo

Sandra Delgado, presidenta de la fundación Píntate Ecuador, que ayuda a afectados por accidentes de tránsito, explicó que se deben endurecer las medidas de control, que se deben incrementar los operativos, no solo la labor de los radares.

“Las personas ya saben dónde están los radares y bajan la velocidad antes de llegar a ellos, el radar debería ser acompañado por control táctico de especialistas como lo hacían antes, los vigilantes en las carreteras, allí te da un control real”, dijo la activista.

Publicidad

Abuelo y sus dos nietos murieron al ser atropellados en vía a la costa

Refirió que, por ejemplo, en la vía a la costa y la vía Perimetral los límites vigentes son 90 km/h y 70 km/h para carros livianos y pesados, respectivamente. Pero que eso es demasiado para esas zonas que ya están urbanizadas, al menos en la vía a la costa donde hay 150 urbanizaciones y comunidades.

Delgado dijo que hace falta una movilidad inclusiva, diseñar un plan integral de seguridad, prevención y educación vial.

“Se debe diseñar un reordenamiento vial, mediante ordenanza municipal, para bajar las velocidades en las ciudades y lograr verdaderas calles que respiren vida, donde puedan coexistir peatón con su derecho preferencial de uso de vía”, manifestó. (I)


Publicidad