Tras una denuncia de violencia sexual que habría sufrido una niña de cinco años, el colegio SEK de Guayaquil dio su versión de este caso.

La abogada Soledad Angus contó que el 6 de diciembre la menor llegó a su casa y que cuando su madre le quitaba el uniforme notó sangre en su ropa interior, por lo que la llevó inmediatamente a una clínica privada del norte de Guayaquil.

Según la abogada, la ginecóloga que atendió a la niña llamó a la Policía y la llevaron a la Fiscalía para poner la denuncia y hacer el reconocimiento médico legal.

Publicidad

La abogada sostuvo que la denuncia se puso el 8 de diciembre de 2023 y que el 22 de febrero de este año no se pudo hacer el reconocimiento del lugar de los hechos.

La entidad educativa señaló que el 11 de diciembre recibió una denuncia por parte de la madre de una estudiante de 5 años que aseguraba que su hija habría sido abusada sexualmente por un compañerito, también de 5 años.

“A pesar de la corta edad de los niños y que la investigación interna realizada ha descartado cualquier situación irregular, el colegio ha manejado la denuncia con la máxima seriedad y responsabilidad, siguiendo todos los protocolos establecidos para estos casos, lo que incluye la comunicación a las autoridades pertinentes”, indicó la entidad educativa ante una consulta efectuada por este Diario.

Publicidad

Según el colegio, los exámenes médicos realizados por autoridades competentes y los informes periciales disponibles descartan categóricamente cualquier forma de abuso sexual.

El establecimiento indicó que a pesar de esos informes, la madre de la menor ha solicitado indemnizaciones económicas que son improcedentes.

Publicidad

A petición de la madre de la menor, el colegio procedió a realizar el cierre anticipado del curso, entregándole la documentación académica el 5 de febrero de 2024, por lo que, a criterio del colegio, la menor dejó en dicha fecha de ser alumna a todos los efectos legales.

El 28 de febrero pasado, el colegio entregó al Distrito la libreta final e informe académico de la alumna.

La entidad indicó tras esta denuncia efectuada por la abogada del caso que se reserva el derecho de tomar acciones legales para proteger su reputación y la integridad de su comunidad educativa.

Durante esta semana, el abogado Fernando Rosero denunció un caso de presunto abuso sexual ocurrido durante un viaje de alumnos del SEK a Punta Cana.

Publicidad

Supuestamente, dos adolescentes habrían sido abusadas en ese viaje por parte de compañeros.

El colegio señaló que cuando conoció de los hechos, y pese a que fueron ajenos a la vida escolar, activó los protocolos establecidos en colaboración con el Ministerio de Educación para garantizar la seguridad y el acceso a la educación de las partes involucradas. (I)